policiales - Las Heras Las Heras
martes 28 de noviembre de 2017

"Todos los lunes hay que rezar; nunca sabés cuándo te puede tocar que te asalten a vos"

Lo dijo uno de los dueños de una estación de Servicio de Las Heras, que asaltaron este lunes y de la cual se llevaron 300 mil pesos.

"Todos los lunes hay que rezar, porque nunca sabés cuándo te puede tocar que te asalten a vos", dijo uno de los dueños de una estación de servicio de Las Heras, a quien el temor se le tornó pesadilla en la madrugada del lunes. Fue cuando dos delincuentes con el rostro cubierto atacaron su negocio, le dispararon a un empleado y huyeron con $300.000 de la recaudación de todo el fin de semana. Hace un mes y medio, también un lunes, el encargado de esa estación fue asaltado cuando trasladaba $420.000 de la recaudación.

Unos minutos después de las 5 de la madrugada, cuando aún no amanecía, la estación de Doctor Moreno y Roca era atendida por un empleado que fue sorprendido por dos ladrones armados que salieron detrás de unos autos.

Sin mucho que hacer, el hombre de 37 años atinó a darles lo que tenía en la billetera pero los delincuentes iban por más. Así se lo hicieron saber cuando uno de ellos le disparó muy cerca y el balazo rebotó en el capot del auto de la víctima.

Aterrado el empleado les entregó los $300.000 que había en una oficina, fruto de la recaudación de todo el fin de semana. Con el tentador botín huyeron corriendo, aunque los investigadores creen que pudieron contar con un vehículo de apoyo para escapar.

"Es preocupante porque evidentemente hay bandas que se dedican a robar estaciones de servicio los lunes. Nosotros tuvimos un robo similar hace como dos meses y tomamos todos los recaudos, contratamos un camión de caudales, pero nada parece servir, porque nos roban antes de que venga y a otros colegas los asaltan llegando al banco. Creo que es necesario que la policía haga inteligencia en este tema porque por más esfuerzos que hagamos nos siguen robando", admitió el empresario, que pidió no ser identificado por miedo a represalias contra sus empleados.

Tenían valiosa información
Los asaltantes que saquearon esta estación de servicio evidentemente contaban con valiosa información. Sabían que la recaudación permanecía allí hasta que llegara el camión de caudales y también que el cambio de turno sería a las 6, por lo que el momento ideal para dar el golpe era antes, cuando podrían reducir al único empleado.

Buscan en cámaras de seguridad
La última esperanza de los investigadores de la Oficina Fiscal Nº5 a cargo del ayudante fiscal Gabriel Miranda están puestas en las cámaras de seguridad, tanto las de la estación como las que controla el Ministerio de Seguridad, apostadas en la esquina de Roca y San Miguel, a pocos metros de la estación.

Por lo que trascendió, en las cámaras del negocio se puede ver a la dupla de ladrones usando gorras y una especie de pasamontañas para cubrirse el rostro.

Ahora analizarán lo que pudieron tomar las cámaras que controla el Centro Estratégico de Operaciones (CEO).

Fuente:

Más Leídas