policiales - Mendoza Mendoza
viernes 11 de mayo de 2018

Secuestraron un "clonador" de alarmas de vehículos luego de una persecución

Se trata de un software que detecta las frecuencias de las alarmas y la "copia", por lo que el ladrón puede abrir el rodado cuando lo desee.

Dos hombres fueron detenidos y otros dos escaparon luego de una persecución en Capital. Uno de ellos salió de la cárcel hace 2 semanas. Los Policías encontraron una radio portátil y una notebook con un poderoso software para clonar la frecuencia de las alarmas y de esa forma roban los elementos guardados en el interior.

El hecho comenzó en calle Lisandro De La Torre, de Capital, cuando un auto con cuatro ocupantes salió a toda velocidad al ver que un móvil de la Policía iba a pasar al lado de ellos.

Esto llamó la atención de los efectivos que sin dudarlo los persiguieron. La persecución terminó en calle Los Álamos y Brasil, donde los sospechosos abandonaron el auto y escaparon a pie hacia diferentes direcciones.

Uno de ellos, de 34 años, fue el primero en ser detenido a pocos metros de donde abandonaron el auto. Había estado preso por robo de autos y salió del penal hace 15 días.

Unos 10 minutos después, otro de los sospechosos, de 22 años, se acercó hasta la escena, simulando que era un curioso más, pero fue reconocido por los efectivos y fue atrapado.

Entre los elementos que la Policía secuestró, había una radio portátil y una notebook que les llamó la atención.

detenido clonador alarma2.jpg

Luego de investigar, detectaron que la computadora tenía instalado un software que junto con la radio portátil sirven para "clonar" la frecuencia que emite la alarma hacia el vehículo.

De esa forma el delincuente puede acceder a abrir un vehículo cuando lo desee sin que la víctima se dé cuenta.

En marzo de este año, especialistas indicaron a este portal que esa tecnología existía en Chile, pero todavía no se utilizaba en nuestra provincia.

Ahora, dos meses después, los mismos conocedores, reconocieron que la modalidad ya se aplica en Mendoza.

Fuente:

Más Leídas