Saquearon un comedor donde anoche asesinaron a un joven de 20 años

La encargada del lugar del establecimiento social es la madre de uno de los detenidos por el crimen de Marcos Pujado, ocurrido en el barrio Belgrano de Las Heras.

El barrio Belgrano de Las Heras ha vivido horas caóticas desde la noche del jueves hasta este viernes. Sumado al tiroteo que se desarrolló anoche y se cobró la vida de un joven, en el mediodía de hoy saquearon un comedor que es administrado por la madre de uno de los detenidos por el hecho de sangre.

Minutos antes de las 14, Gabriela Moyano (39) llamó al 911 y alertó sobre el robo que estaba sufriendo en el comedor Mis Angelitos de Dios, ubicado en la casa 3 de la manzana D. Personal policial de la Comisaría 36 se trasladó al lugar y observó que cerca de 30 personas habían roto un candado y habían ingresado al lugar.

Al notar la presencia policial, los ladrones -hombres, mujeres y niños- salieron corriendo del lugar. Los uniformados lograron recuperar algunos electrodomésticos y mercaderías que estaban siendo sustraídos.

Para las autoridades policiales de la zona no hay dudas del estrecho vínculo entre el saqueo y el asesinato de Marcos Daniel Pujado (20), ocurrido justamente en la puerta de ese lugar cerca de las 20 del jueves. Sucede que el hijo de Gabriela Moyano, Jonathan Romero, fue el primer detenido que tiene la causa.

Fuentes judiciales comentaron que son varios testigos los que ubican a Romero en el tiroteo que se desarrolló en las últimas horas de ayer, junto a un joven de 19 identificado como Luis Manuel Suárez, alias Manolo. Este último, que sería el autor del disparo, se entregó en la tarde de este viernes en la esquina de San Juan y República de Siria, en Ciudad.

Se espera que en la jornada del sábado, el fiscal de Homicidios Carlos Torres los impute y envíe a la penitenciaría provincial.

Municipal sospechoso

Romero fue capturado a los pocos minutos gracias a dos auxiliares policiales que conducían el móvil 3160 y los interceptaron en la esquina de Alpatacal y Godoy Cruz. Lo que llamó la atención es que los sospechosos circulaban en una camioneta Peugeot Partner perteneciente a la Municipalidad de Las Heras.

Los uniformados lograron reducir sólo a Romero y secuestrar el vehículo de fuga. Ahora investigan quién era el que lo conducía, aunque fuentes ligadas a la causa señalaron que sería uno de los padres de los jóvenes, quien trabaja en la comuna y es conocido con el apodo de Pantalón. Este último, identificado como Mario Romero (44), también se entregó junto a Manolo.

Buscados

Marcos Pujado tenía un pedido de captura pendiente por la Unidad Fiscal de Homicidios. Era uno de los tantos sospechosos que tiene la causa por el crimen de Jonathan Ramón Pescara (27), baleado también en el barrio Belgrano el 1 de marzo pasado por defender la casa de su suegra.

El hermano de Marcos, Luis (31), quien también terminó baleado en el hecho que ocurrió anoche, también tenía una medida pendiente aunque por otra causa ajena al asesinato de Pescara.



Fuente:

Más Leídas