policiales - Judiciales Judiciales
viernes 04 de mayo de 2018

Prisión perpetua por asesinar a su madre y a su hermanito de tres años

La Justicia condenó a Paolo Joel Camusso a la máxima pena por el sangriento hecho ocurrido en Las Heras a mediados de 2012.

Paolo Joel Camusso, de 27 años, recibió prisión perpetua por haber asesinado a su propia madre y a su hermano de tres años. De esta forma la Justicia le puso punto final al aberrante hecho de sangre ocurrido a mediados de 2012 en Las Heras.

El juez colegiado Aníbal Crivelli dictó la máxima pena que contempla el Código Penal bajo la calificación de homicidio agravado por el vínculo, en perjuicio de María Fabiana Lucero (42), y homicidio agravado por alevosía, Juan Pablo Camusso (3).

Es lo que había solicitado el fiscal Fernando Guzzo durante la etapa de alegatos, mientras que la defensa había solicitado que sea absuelto porque era ininmputable, es decir, que sus condiciones psicológicas no le permitían entender la criminalidad del acto que estaba cometiendo.

Este último punto fue el centro de debate del juicio, ya que la autoría de Camusso en el hecho estaba probada: fue atrapado a los pocos minutos de haber asesinado a sus familiares intentando limpiar la escena del crimen.

El juicio se retrasó ya que estuvo dos años internado en el pabellón judicial del Hospital Neurospiquiátrico El Sauce. Sin embargo, el Cuerpo Médico Forense (CMF) había determinado que era imputable y fue lo que primó al momento del veredicto.

Juan Pablo Camusso y Fabiana Lucero.jpg
Juan Pablo Camusso y Fabiana Lucero, las víctimas fatales del aberrante suceso.
Juan Pablo Camusso y Fabiana Lucero, las víctimas fatales del aberrante suceso.

Conmocionante

El 19 de octubre de 2012 fue un día viernes. Un mensaje de SMS llegó al teléfono de Adrián Camusso (45). Era su esposa que le advertía que una vez más uno de sus hijos tenía un comportamientos violentos. Se trataba de Pablo, el del medio -el menor era Juan Pablo y el mayor Adriano-.

No era la primera vez que el joven, que entonces tenía 21 años, tenía actitudes de maltrato para con su familia. Incluso tenía una denuncia anterior. Los investigadores reconstruyeron que tenía una fuerte adicción a las drogas y constantemente discutía con su madre, quien lo trataba de ayudar y le rogaba que buscara trabajo.

Cuando el padre de familia llegó al domicilio ubicado en calle Cacheuta de Las Heras se encontró con el peor escenario. Su hijo menor y su esposa habían sido asesinados con un arma blanca. El escenario era sangriento, según recordaron los pesquisas, y hasta las máximas autoridades del Ministerio de Seguridad se mostraron conmovidas al hallar el cadáver del pequeño de 3 años.

El progenitor alcanzó a llamar al 911 y se quedó en la vereda en estado de shock. Dos policías llegaron, irrumpieron en la casa y se encontraron con el asesino intentado limpiar la escena del crimen. Incluso intentó atacarlos con un cuchillos, pero los uniformados lograron reducirlo.

Fuente:

Más Leídas