policiales policiales
viernes 19 de enero de 2018

Piden exhumar el cuerpo de Abril para nuevos estudios forenses

El abogado de los padres afirmó que la autopsia no fue concluyente en cuanto a cómo y cuándo se cometió el crimen.

El abogado de los padres de Abril Sosa, la nena de 4 años que fue hallada asesinada la noche del lunes último en la ciudad de Córdoba, anticipó hoy que solicitará la exhumación del cuerpo para que se realicen nuevos estudios forenses, ya que la autopsia no fue concluyente en cuanto a cómo y cuándo se cometió el crimen.

En diálogo con Télam, el abogado Carlos Nayi, quien fue designado como representante de la querella en la causa, aseguró que "los informes preliminares no establecen con certeza cómo y cuándo murió" Abril y "tampoco determinan de manera contundente si fue asaltada sexualmente" antes del asesinato.

Por ese motivo, adelantó que hoy se reunirá con la nueva fiscal que interviene en la causa, Alicia Chirino, titular de la unidad especializada en Delitos contra la Integridad Sexual de Primer Turno, quien ayer recibió las actuaciones para que siga la investigación basada en indicios que apuntan a que la niña podría haber sido abusada sexualmente.

El letrado consideró "muy importante" que se realicen nuevos estudios para determinar con certeza la mecánica y el momento de la muerte de Abril y si hubo ataque sexual, resistencia, agonía y signos de sobrevida.

"Hasta ahora sólo sabemos que ha sufrido una muerte violenta y con probabilidad de ataque sexual", reiteró Nayi, quien además pedirá que el caso sea recaratulado como homicidio criminis causa, es decir para ocultar otro delito, en este caso el abuso.

Actualmente el acusado del hecho, Daniel Ludueña (35), está acusado de homicidio agravado por alevosía.

Para el querellante todos esos puntos a determinar con más estudios forenses "son sumamente importantes para determinar la responsabilidad del agresor".

Nayi añadió que tampoco se sabe la mecánica de la muerte, ni los signos de resistencia, si existió sobrevida y si hubo agonía, que son elementos importantes a los fines de determinar los niveles de responsabilidad del atacante.

El abogado sostuvo que el tiempo transcurrido entre el rapto de la niña -registrado el sábado 13 último- y la aparición del cuerpo, el lunes 15, sumado al nivel de descomposición por las altas temperatura, obstaculizaron alcanzar resultados de certeza.

Por tal motivo, se impone para la querella la exhumación del cuerpo, sepultado el pasado miércoles, para ser analizado por el Comité Consultivo y Operativo en Prácticas Médicas, Sanitarias y Bioética (Copramesab).

Abril desapareció cerca de la medianoche del pasado sábado, cuando estaba en la casa de una vecina, en el barrio General Bustos de la capital cordobesa.

Según el sumario preliminar, Ludueña, conocido de los padres de la niña, habría llevado a la pequeña hasta la pensión donde residía en el mismo barrio y allí la estranguló.

El cuerpo fue hallado el lunes a la noche en un terreno baldío del barrio Alta Córdoba.
Fuente:

Más Leídas