Norma Carleti era víctima de violencia de género psicológica y económica

Así lo declaró la psicóloga Viviana Isuani en la causa. También dijo que temía por su vida y por eso se quería ir de Tunuyán

La hipótesis de que el crimen de Norma Carleti (59) fue un homicidio por encargo se sustenta cada vez más en pruebas irrefutables.

Ayer un análisis de ADN complicó aún más a Kevin Guerrero (22), uno de los tres hermanos imputados como autores materiales del asesinato: el cotejo genético reveló que debajo de las uñas de Norma había restos de piel de Guerrero, lo que indica que ella se resistió al ataque.

Si bien ayer hubo una marcha y luego una contramarcha respecto de la prisión domiciliaria de Leonardo Hisa, por el momento seguirá preso el ex esposo de la víctima e imputado como instigador del homicidio agravado por el vínculo.

Por la noche hubo una marcha de amigos y familiares de Carleti pidiendo justicia por Norma. Tunuyán está consternado por uno de los crímenes más cruentos de su historia.

La punta del ovillo
Kevin Guerrero fue uno de los primeros detenidos por el asesinato de Carleti. La policía le cayó encima después de que se constatara que en los primeros minutos del lunes 5 –antes de que se supiera del crimen– se activó la alarma del monitoreo de la pulsera electrónica que el joven tenía porque está purgando una condena por robo. En ese momento, desde el Sistema Penitenciario alertaron de que el detenido había salido del perímetro destinado a su prisión domiciliaria e hicieron una llamada al celular de control. Esa llamada cayó en lo que las empresas telefónicas llaman "celda", cercana a la casa de Carleti.

Tras detenerlo, se le tomó muestras de su ADN y se comparó con el perfil genético que se encontró debajo de las uñas de Norma Carleti. Ese análisis reveló ayer que los restos de piel que la empresaria tenía como muestras de que intentó defenderse pertenecían a Guerrero. Esa prueba para los investigadores no sólo lo ubica en la escena del crimen, sino también lo sindica como uno de los homicidas.

Además Kevin fue quien llamó –con el mismo celular con el que se le controlaba la prisión domiciliaria– a Leonardo Hisa el domingo 4 de marzo, unas 3 horas antes del crimen. Esa llamada, que duró 14 segundos, sirvió para sostener la detención e imputación del empresario y ex marido de Carleti, confirmó días atrás el fiscal adjunto Gonzalo Nazar.

Seguirá preso
La fiscalía de Adrían Frick –asesorado por las fiscales Claudia Ríos y Laura Rouselle– decidió rechazar ayer el pedido de prisión domiciliaria que presentó el abogado de Hisa, Daniel Sosa Arditi. La razón que se esgrimió es que su libertad podría generar riesgo procesal, esto es que podría alterar la investigación del crimen de Carleti. Así lo confirmó la resolución del Ministerio Público que se conoció a primeras horas de la tarde. Sin embargo, poco tiempo después a los abogados de las partes se les notificó que esa medida quedaba sin efecto.

El abogado de Hisa, Daniel Sosa Arditi, se quejó: "Es un horror que esto suceda, como también es un horror que se defina algo así sin haber cumplimentado con las pericias que el mismo Ministerio Público pidió, como son las pericias psicológicas y psiquiátricas para las cuales tanto la querella como nosotros dispusimos hoy mismo (por ayer) peritos de parte".

Por tanto, hasta que no se realicen esas pericias y la encuesta ambiental en la casa que Hisa propuso para cumplir con la prisión domiciliaria, el empresario continuará detenido en una delegación de San Carlos.

Una relación conflictiva
En la jornada de ayer también se sumaron a la causa la declaración de la psicóloga Viviana Isuani, a quien se la relevó del secreto profesional para poder prestar declaración.

"Lo que aportó la profesional confirma que Norma era víctima de violencia de género psicológica y económica y que, según dijo, temía por su vida, ya que había pedido ayuda a su hermana para buscar un departamento en Mendoza porque ya no quería vivir en Tunuyán", confió el abogado querellante, Ábalos.

En la víspera volvió a declarar también Rosana Carleti, hermana de la víctima, quien aportó "indicios de prueba para que la Justicia investigue", confirmó la mujer.

Fuente:

Más Leídas