policiales - Las Heras Las Heras
viernes 22 de diciembre de 2017

Noche de patrulla en la zona caliente con "soldados de Las Heras"

Los efectivos de la policía deben recorrer las calles de Mendoza y pueden encontrarse con todo tipo de problemas.

Uno de los departamentos con zonas más calientes de Mendoza es Las Heras. Allí la Policía recorre callejones de las villas más peligrosas para controlar que esté todo "tranquilo". Si bien a veces es así, muchas otras noches el panorama es muy diferente.

Estos policías conocen cada recoveco y conflicto entre las bandas de la zona. Entran a recorrer y mirar que esté todo bajo control pero saben que pueden ser atacados con piedrazos o disparos en cualquier momento y desde cualquier lugar. Uno de los mayores temores es "no volver".

"Han pasado cosas que uno dice: 'todavía estoy vivo'", expresó José Gómez, un efectivo que lleva cinco años en Las Heras.

Noche de patrulla en la zona caliente con "soldados de Las Heras"

Mientras patrullaba junto a su compañero Ariel Toranzo por los precarios pasillos de las villas, contó algunas anécdotas en las que corrió peligro su vida.

"Perseguíamos una moto con 2 sujetos. Uno andaba con chaleco y se dieron a la fuga por el interior del Santa Teresita. Logramos detener a uno solo y mientras tanto desde los techos nos empezaron a tirar piedras y baldosas y una de esas me rompió la cabeza. La adrenalina que llevás en ese momento... no sentís nada", recordó Gómez.

Los efectivos tienen una vista muy entrenada ya que en una milésima de segundo detectaron que tres chicos que caminaban por la calle, alertados por la presencia de la policía, habían tirado una "alita de mosca", un envoltorio con aproximadamente un gramo de cocaína.

Los tres jóvenes negaron tener algo hasta que uno de los policías encontró la droga tirada en el suelo. Dos de ellos fueron llevados a una Comisaría para verificar antecedentes mientras que el tercero quedó libre por tener 16 años.

Estos "soldados de Las Heras" aseguraron que en este departamento hay muchos casos de violencia de género. "De 12 detenidos, 10 son por violencia de género", indicaron.

Pero no todo es "peligroso" para los efectivos, ya que muchas veces tienen que acudir a los llamados más insólitos, y en los que ellos no pueden intervenir, como por ejemplo un corte de gas por falta de pago del servicio.

Anécdota graciosa al acudir a un llamado por sospechosos

Fuente:

Más Leídas