policiales policiales
martes 12 de diciembre de 2017

Muerte en el centro: los investigadores se debaten entre suicidio u homicidio

La víctima fatal, un joven de 34 años, estaba maniatada y con una bolsa en la cabeza. Pero hay indicios que hacen sospechar que se quitó la vida.

Una muerte que por el momento tiene más preguntas que respuestas. Las autoridades investigan el hallazgo del cadáver de un joven en un departamento de Ciudad durante la tarde de este martes y se debaten entre un suicidio o un asesinato.

La reconstrucción que han hecho los pesquisas en las primeras horas es que la víctima fatal alquiló un departamento temporario en horas del mediodía de este viernes. Antonio Patricio Zabala Charrón, de 34 años, llegó hasta el edificio ubicado en calle Entre Ríos al 127 e ingresó al lugar, muchas veces utilizado por parejas como alojamiento transitorio.

El pacto con el propietario era entregar las llaves a las 14.30, algo que no sucedió. El dueño se dirigió a su inmueble cerca de las 15.45 y desde la ventana observó que su inquilino estaba tirado en la cama y no respondía.

Ante la desesperación, llamó al 911, notificó la situación y con una copia del juego de llaves ingresó al lugar. Allí se encontró con el cuerpo de Zabala, quien estaba tirado en la cama con las manos atadas por una soga y una bolsa en la cabeza.

Integrantes de la cúpula del Ministerio de Seguridad y la fiscal de Homicidios Claudia Ríos se hicieron presentes. También llamó la atención la presencia del coordinado del Cuerpo Médico Forense (CMF), Hugo San Martino, quien ingresó para realizar los primeros peritajes dentro del departamento -generalmente esto se realiza directamente en la Morgue Judicial-.

También ingresó personal de Policía Científica, que se encargó del levantamiento de pruebas y retirar el cadáver del lugar, ante la atónita mirada de los transeúntes del centro mendocino.

Antonio Patricio Zabala.jpg
Antonio Patricio Zabala estaba maniatado y con una bolsa en la cabeza.
Antonio Patricio Zabala estaba maniatado y con una bolsa en la cabeza.

Dudas

Un cuerpo maniatado y con una bolsa en la cabeza hace suponer que se trata de un homicidio. Pero los investigadores tienen serias dudas al respecto por distintos evidencias que hallaron en las primeras horas.

Por un lado, el cadáver no presentaba lesiones visibles y las ataduras que tenía en sus manos no estaba afirmadas, por lo que no se descarta que se las haya realizado él mismo. También se encontró un puñado de cartas que serían escritas de puño y letra por el occiso -esto será confirmado con peritajes caligráficos-.

Otro dato que no es menor, es que desde el entorno del fallecido indicaron que su estado de ánimo no era el mejor en los últimos días y además presentaba una enfermedad crónica.

Sin descartar la versión del homicidio ni la del suicidio, la fiscal Claudia Ríos se limitó a afirmar que el expediente está caratulado como averiguación muerte y esperan que con el correr de los días el panorama sea más claro.

La fiscal Ríos habla sobre el cadaver hallado









Fuente:

Más Leídas