policiales - Micaela Tati Micaela Tati
lunes 27 de noviembre de 2017

Micaela Tati: el Satur admitió ser el asesino y sólo se discutirá la pena

Las partes acordaron saltear la etapa probatoria del juicio y el jueves alegarán las distintas posiciones respecto a la calificación.

Entre 8 años y 26 años de prisión arriesgará Claudio David Mendoza (26), el autor confeso del asesinato de Micaela Tati. En el inicio del juicio, las partes acordaron en saltear la etapa de producción de pruebas y pasar a los alegatos, donde se discutirá la calificación legal del hecho acontecido en el barrio La Gloria en marzo de 2012.

Cerca de las 10, el Satur se sentó en el banquillo de acusados de la Sexta Cámara del Crimen, dando comienzo al segundo juicio por el asesinato de la menor de 13 años. El joven ya había admitido su culpabilidad en los hechos en la investigación primaria, pero en la previa del juicio se veía difícil la realización de un abreviado ya que hay una discusión vigente sobre la figura con la cual será penado.

De todas formas, el fiscal de Cámara Fernando Guzzo y la abogada defensora Laura Aizcorbe decidieron incorporar por lectura todas las pruebas testimoniales y documentales del debate. Con esta medida, se ahorraron varias horas de juicio y pasarán directamente a la etapa de alegatos. "Vamos a discutir una cuestión de derechos, no de hechos", manifestó el fiscal.

Embed

El Tribunal fijó fecha para el próximo jueves, donde seguramente los acusadores pedirán una pena aproximada a los 26 años por homicidio agravado por el uso de arma de fuego. En tanto que la defensa, tal como sucedió con el primer condenado Jorge Loco Barroso, pedirá una mínima de 8 años por homicidio imprudente.

La discusión se basa justamente en ese antecedente. En 2014, Barroso había sido condenado en primera instancia a 26 años de prisión pero la Suprema Corte de Justicia le rebajó la pena al interpretar que debía calificarse con el atenuante de la imprudencia –para los ministros, la bala fatal no iba dirigida hacia Tati sino hacia su tío-. En este punto todavía no hay palabra final, ya que el fiscal Guzzo interpuso un recurso extraordinario y será la Corte nacional la que decida.

Al finalizar la jornada hubo un cruce entre los familiares de Tati y el Satur Mendoza. El acusado miró de forma desafiante a la madre de la niña –es querellante- y recibió a cambio gritos e insultos.

Embed

Baleados

Micaela Tati, su hermana bebé –la tenía en brazos y hoy tiene 6 años- y su tío Rafael Molina se encontraban en la mañana del 10 de marzo de 2012 en una feria que se desarrollaba en la plaza del barrio La Gloria. Una moto Yamaha color roja pasó por ese punto cerca del mediodía y se escucharon varios disparos.

Barroso manejaba el rodado y el Satur era quien empuñaba el arma. El ataque estaba dirigido para Molina, quien recibió un impacto en una de sus piernas. Pero la niña de 13 también sufrió una herida de arma de fuego que le dañó la arteria femoral y le produjo la muerte tres días después.

Fuente:

Más Leídas