policiales - Godoy Cruz Godoy Cruz
miércoles 24 de enero de 2018

Lo sacaron de la casa, lo golpearon y fue liberado seis horas después

A Franco Vélez (32) lo fueron a buscar tres sujetos a su vivienda de Chacras de Coria. Cuando se lo llevaban balearon a un vecino que los vio. Apareció herido en Godoy Cruz.

Un extraño hecho, con tintes mafiosos y de inusitada violencia se investiga desde este miércoles, luego de que un hombre fuera raptado y luego liberado seis horas después. Los pesquisas buscan a los autores y quieren saber si se trató de un secuestro extorsivo.

Franco Guillermo Vélez (32) fue sacado de manera violenta en la madrugada de este martes de su casa de Chacras de Coria. Alrededor de las 3.20 el hombre descansaba con su pareja, en su vivienda ubicada en el callejón Los Álamos, del barrio Pinar de Chacras, cercano a la ruta Panamericana. Fueron tres los sujetos que entraron armados, con capuchas, guantes y hasta chalecos antibalas. Iban directamente por él, no tocaron nada ni robaron un sólo objeto.

La víctima empezó a pedir ayuda a los gritos. Su mujer poco pudo hacer contra los tres atacantes y un vecino fue quien salió de su casa para ver qué pasaba. Uno de los captores observó a esta persona y le disparó en un pierna.

A Vélez le taparon la cara y lo subieron a un auto-creen que un Ford Focus rojo- y escaparon. Tras la denuncia la policía se movió para dar con los malvivientes y saber qué había pasado con el hombre que se llevaron. Sin embargo, no había pistas para direccionar la búsqueda.

Minutos después de las 9, un llamado al 911 daba cuenta de una persona tirada en la calle y ensangrentada, en la zona del barrio Sol y Sierra de Godoy Cruz. Era Franco Vélez, quien, según dijo la persona que lo encontró, pedía ayuda para que no lo mataran.

Fue trasladado a la Comisaría 50 de Villa Hipódromo, y desde allí al hospital Lencinas para que le curaran las heridas. Principalmente fue golpeado en la cabeza y tenía cortes.

Con la víctima ya a salvo, la tarea de los investigadores es saber quién y por qué lo raptaron. Vélez ayer no declaró ya que no estaba en condiciones, por lo que por ahora todo es un misterio.

El caso está caratulado como privación ilegítima de libertad y lesiones y es investigado por la fiscal Virginia Rumbo. No descartan que pase al ámbito de la Justicia Federal si es que se comprueba que se trató de un secuestro y se pidió dinero a cambio de su entrega. Hay un versión que indica que se trataría de un problema de drogas, ya que la víctima tiene antecedentes penales por estupefacientes.

Lo que sí tienen claro los pesquisas es que los captores conocían a Vélez, ya que fueron directamente por él y sin intenciones de robo en la vivienda. Otra hipótesis sería un ajuste de cuentas y un mensaje mafioso que quisieron darle.

El hombre, además de los antecedentes por droga, tuvo causas por robo, amenazas y lesiones.
Será importante la declaración del vecino baleado-está fuera de peligro-, para ver si puede dar alguna descripción de los delincuentes o al menos del vehículo.
Fuente:

Más Leídas