policiales policiales
jueves 17 de mayo de 2018

Le recharazon la domiciliaria al anestesista Maddio y seguirá preso

Permanecerá en la cárcel hasta el juicio oral.

Avanza la investigación sobre el anestesista acusado de producción de pornografía infantil y a abuso sexual a menores. A Jorge Omar Maddio (56) le rechazaron el pedido de arresto domiciliario y, por el contrario, le dictaron la prisión preventiva para que siga alojado en la cárcel.

La Jueza del Segundo Juzgado Penal Colegiado, Lucía Motta, dictó ayer la preventiva para el imputado. De esta manera, se hizo lugar a la investigación de la fiscal del caso, Virginia Rumbo, quien en la audiencia expuso las pruebas recabadas hasta el momento y que comprometen al sospechoso.

Además, la jueza negó lo planteado por la defensa de una prisión domiciliaria. Maddio tras su detención estuvo internado en el hospital neuropsiquiátrico El Sauce, debido a que sufrió un colapso psicológico.

Si bien su abogado puede apelar la resolución, por ahora continuará en la cárcel a la espera de un futuro juicio oral. Por su parte, la fiscal dio un paso importante y seguirá con la producción de pruebas para poder elevar la causa.

Por el momento, este hombre está siendo investigado por producción de pornografía infantil en concurso real con abuso sexual gravemente ultrajante. Todo comenzó a fines de 2017 cuando los directivos de una clínica privada denunciaron al anestesista ya que tenían varias sospechas en el accionar que desarrollaba en su trabajo, en donde mayormente atendía a menores.

La fiscalía de Delitos sexuales se abocó a la pesquisa e inmediatamente se alertó de la situación a las autoridades del hospital Notti, en donde también trabajaba el sospechoso. Justamente en este efector los compañeros de Maddio habían detectado que él cometía los hechos.

A parir de ahí se comenzaron a tomar declaraciones. También, el Ministerio de Salud le inició un sumario y lo separó de su cargo en el Notti.

Una vez que los investigadores lograron tener el teléfono celular del acusado, y la Justicia dio la autorización, revisaron las imágenes y encontraron material más que suficiente para detenerlo.

En el aparato se observaron fotos y videos de niños desnudos que ya estaban anestesiados. Incluso, en algunos casos, se filmó mientras los tocaba. Los pesquisas hallaron 34 filmaciones caseras, hechos por él, cuando manoseaba los genitales de los pacientes. Se conoció el detalle que colocaba el teléfono de una manera estratégica para poder utilizar las dos manos.

Con todo este material, la fiscal ordenó la captura del médico, quien fue detenido en su casa de Godoy Cruz.

La primera imputación fue por la producción de pornografía infantil, en tanto que la causa de abusos demoró en comenzar. Hasta se abrió una dirección de e-mail en el Poder Judicial para que los padres de los pacientes que habían pasado por sus manos y tuvieran sospechas de que habían sido vejados por este hombre, se pusieran en contacto con las autoridades.

Finalmente, las víctimas fueron identificadas, notificaron a sus progenitores y les mostraron los videos. Se radicaron las primeras denuncias y de esa forma se pudo investigar los abusos, debido a que se trata de un delito de instancia privada y si no hay denuncia la Justicia no puede actuar.

Fuente:

Más Leídas