policiales policiales
viernes 05 de enero de 2018

Ladrones engañan a 3 ancianos y alzan un botín de $190.000

Los casos se registraron en las últimas horas en una misma zona. Las víctimas entregaron pesos y dólares

La alarma se encendió en las últimas horas en Guaymallén, luego de la denuncia de tres ancianos que fueron estafados. En estos casos el modus operandi ya ha sido utilizado en otras oportunidades y se ha conocido públicamente. Sin embargo, los delincuentes siguen encontrando nuevas víctimas, que ahora han perdido pesos y dólares de sus ahorros. La suma obtenida por los malhechores es de poco más de $190.000.

Los hechos denunciados entre miércoles y jueves ocurrieron en Guaymallén, en una misma zona de ese departamento, aunque no se informa barrio ni calles, para preservar a las personas estafadas. En todos los casos la maniobra fue igual.

Suena el teléfono en la casa de alguna persona mayor, por lo general de más de 70 años. Quien llama se hace pasar por un hijo, sobrino o nieto de las víctimas, que de a apoco van creyendo el relato. Les dicen que en ese momento están en un banco y que le acaban de comunicar que hay una disposición de cambiar los billetes por otros actualizados. De no hacerlo, se perdería el dinero.

Al abuelo que está en su vivienda el ladrón le pide que busque los billetes que tiene guardados, que le diga de qué monto se trata y que le especifique la serie numérica. Tras estos pasos, el falso pariente le dice que, efectivamente, debe cambiar la plata.

Acto seguido, el sujeto explica que mientras él completa el trámite en el banco, un empleado de esta entidad se dirigirá a buscar los billetes.

Finalmente, minutos después alguien llega a la vivienda y la víctima le da el dinero. La estafa se concreta, y cuando el damnificado se comunica con un familiar se entera de que ha sido engañado y ha perdido, muchas veces, ahorros de varios años.

Ayer, la fiscal de Delitos Económicos Susana Muscianisi recibió tres denuncias bajo esta modalidad. Todas de Guaymallén. En uno de los casos los delincuente se hicieron de $100.000, en otro 4.500 dólares (aproximadamente 85.500 pesos) y por el último $6.000. Estas sumas llevan a un total de $191.500 que han quedado en manos de los estafadores.

Los investigadores estiman que estas estafas las ha cometido la misma banda, por la proximidad de los hechos y por la zona en la que actuaron.

Ahora se ha ordenado un par de medidas para tratar de detenerlos, entre ellas revisar las cámaras de seguridad para ver si se puede identificar a los malvivientes por las inmediaciones.

Estos engaños hace años que se repiten en la provincia, y los pesquisas aseguran que las causas se acumulan día a día en la fiscalía, por lo que siempre es beneficioso recordar algunos consejos que pueden ser útiles (ver aparte).
Fuente:

Más Leídas