La Corte de Ecuador decidirá el futuro del tercer asesino de Majo y Marina

José Luis Pérez Castro (33) presentó un recurso que dará un punto final en el proceso. Está condenado a 40 años de prisión.

Un capítulo más, ya definitivo, será el que protagonizará José Luis Pérez Castro (33), el tercer ecuatoriano condenado por los asesinatos de las turistas mendocinas María José Coni (22) y Marina Menegazzo (21), ocurridos hace casi dos años en la localidad de Montañita.

El 22 de septiembre pasado, el hombre recibió 40 años de prisión acusado como coautor de los dos crímenes. Luego apeló esta sentencia, pero el 14 de diciembre la Sala Única de la Corte Provincial de Santa Elena confirmó el veredicto en todas sus partes.

Tras esa instancia, Pérez Castro cambió a su abogado particular. Antonio Gagliardo, quien lo representó durante el juicio oral y público, fue reemplazado por los letrados Luigi García Cano y José García Cevallos.

El 11 de enero pasado, Pérez Castro presentó un escrito solicitando un recurso de casación para que el expediente sea enviado a la Corte Nacional de Justicia, ubicada en Quito. El tribunal de primera instancia admitió la medida y los doce cuerpos de la causa ya fueron remitidos al máximo organismo judicial de Ecuador.

Los jueces pueden tomar tres caminos: confirmar la pena, revocarla declarando la inocencia o determinar que existe una nulidad y ordenar que se rehaga el juicio contra Pérez Castro.

Según confirmaron distintas partes ligadas al proceso, la audiencia en la Corte no tiene fecha hasta el momento y es probable que dure algunos meses en fijarse. Lo cierto es que probablemente será el punto final, al menos en lo que respecta a la acusación de Pérez Castro ya que los familiares de las víctimas insisten en que se abra una tercera investigación para determinar la complicidad de otras personas en el aberrante hecho.

majo y marina 03.jpg
Marina y Majo
Marina y Majo

El hecho

María José Coni y Marina Menegazzo salieron de Mendoza el 10 de enero de 2016 junto a otras amigas. El plan era recorrer Perú y Ecuador. Algunas de sus compañeras volvieron a mediados de febrero, pero ellas quisieron quedarse en la localidad costeña de Montañita vendiendo ensaladas de frutas.

El 22 de febrero tuvieron su último contacto con sus familiares. Según reconstruyó la Justicia ecuatoriana, el Rojo y Ponce Mina las contactaron y las llevaron hasta la casa de ese último. En ese ínterin las drogaron con benzodiacepina –droga que quita la voluntad- e intentaron abusarlas sexualmente. Como las jóvenes se resistieron, las asesinaron a golpes y arrojaron los cadáveres a pocos metros.

El 17 de agosto pasado, estos dos hombres fueron condenados. Este fallo quedó firme y no hay vuelta atrás. Sin embargo, meses atrás se abrió una segunda investigación en procura de atrapar a sus cómplices, ya que las pruebas de ADN determinaron que actuaron más personas en el cruento doble crimen. Es así que Pérez Castro fue capturado en noviembre y el 19 de septiembre recibió la misma pena que sus cómplices.



Fuente:

Más Leídas