policiales - Los Corralitos Los Corralitos
miércoles 06 de junio de 2018

Juzgan a un hombre por el crimen de su ex pareja

Marina Vedia Durán (40) fue buscada durante 10 días, hasta que su cuerpo fue hallado en Los Corralitos, Guaymallén.

La causa por el asesinato de una mujer el año pasado llegó a los tribunales, con su ex pareja como acusado, que arriesga la prisión perpetua. A la víctima la mataron estando embarazada; fue buscada durante 10 días, hasta que hallaron sus restos.

Un tribunal penal colegiado juzga desde ayer a Luis Araujo (36), por el crimen de Marina Vedia Durán (40) en Guaymallén. Habían estado de novios un tiempo y luego se separaron, sin embargo, seguían teniendo encuentros. Incluso se sospecha que el imputado era el padre del bebé que esperaba la víctima.

Los jueces Ariel Spektor, Mauricio Juan y Nancy Lecek están al frente del debate, junto con el fiscal Gustavo Pirrello, quien también realizó la investigación. Ayer se tomaron las primeras declaraciones testimoniales, mientras que hoy y mañana se sumarán nuevos testigos y se producirá la prueba. Está previsto que el viernes se hagan los alegatos de las partes y en caso de que quede tiempo, se dicte sentencia.

Búsqueda y homicidio
Los restos de Marina Vedia Durán fueron encontrados el 21 de abril del 2017 en Los Corralitos, Guaymallén. Exactamente en el callejón Grosso un transeúnte los detectó y dio aviso al 911. Las partes del cuerpo estaban desintegradas y habían sido mutiladas por animales.

Los familiares de esta mujer habían hecho la denuncia por averiguación de paradero hacía 10 días y tras el hallazgo pudieron reconocer las prendas de vestir que llevaba el día que desapareció.

En plena investigación del paradero, su ex novio Luis Araujo se presentó a declarar para colaborar en la búsqueda. Su relato presentó contradicciones y cuando se confirmó que la mujer había sido asesinada, este hombre pasó a ser el principal sospechoso. El mismo día que se encontraron los restos de la víctima, quedó detenido.

Marina-Vedia-Duran-2.jpg
Por justicia. La marcha del lunes en Mendoza a causa de los femicidios. 
Por justicia. La marcha del lunes en Mendoza a causa de los femicidios.

Los investigadores se preguntaron por qué este hombre habría matado a Marina. Indagando en la vida personal de ambos, se supo que habían terminado una relación amorosa, pero que se seguían viendo. Vedia Durán estaba embarazada de 3 meses y al parecer Araujo era el padre de ese bebé, aunque él no quería reconocerlo. La causa de muerte fue un golpe en la nuca con un elemento contundente.

Las pruebas en su contra
Más allá de que su declaración fue el primer indicio para que quedara tras las rejas, a Araujo lo complicó su celular. Los pesquisas determinaron gracias al geoposicionamiento de su teléfono que el hombre estuvo unas dos horas en el lugar donde encontraron el cuerpo, el mismo día que desapareció Vedia Durán.

Además, vecinos de la víctima corroboraron que los habían visto juntos y los tres hijos de la mujer indicaron que eran frecuentes los encuentros de ellos en las madrugadas.

Con estos elementos el fiscal Gustavo Pirrello pidió la prisión preventiva. La jueza Alejandra Mauricio compartió los argumentos presentados por el fiscal y ordenó que el hombre permanezca en el penal.

Sin embargo, la magistrada pidió que se cambiara la imputación de femicidio contra Araujo, ya que ella entendió que en la investigación no está acreditado el agravante de la violencia de género. De esta manera, el hombre quedó acusado por homicidio agravado por el vínculo, teniendo en cuenta la relación de pareja que había existido.

Así llegó al juicio oral, y en caso de que sea hallado culpable tendrá la pena única de prisión perpetua.
Fuente:

Más Leídas