policiales - La Estanzuela La Estanzuela
lunes 27 de noviembre de 2017

Juicio por un crimen en Godoy Cruz: "¡Vamos a ver quién mata a quién!"

Comenzó el debate por el asesinato de Leonardo Carrizo (34), acribillado de cuatro disparos en el barrio La Estanzuela a mediados de 2014.

- "¡Te voy a matar!". - "¡Vamos a ver quién mata a quién!". Ese fue el último diálogo entre Leonardo Nene Carrizo (34) y Luciano Rubén Páez (29) minutos antes de que el primero de ellos fuera asesinado, según se ventiló en el juicio que comenzó este jueves por el crimen.

El Gordo Páez empezó a ser juzgado en la Cuarta Cámara del Crimen por el hecho de sangre ocurrido en el barrio La Estanzuela de Godoy Cruz, a mediados de 2014. La calificación: homicidio agravado por alevosía -está acusado de dispararle cuatro veces a la víctima fatal-.

El primer testigo de la jornada fue Orlando Carrizo, padre del fallecido, quien aseguró que existió una discusión entre los protagonistas de la historia anterior al desenlace fatal. En ese altercado, Páez se escondió en una iglesia que estaba en construcción, según relató.

"El comentario de la gente era que el Gordo había sido el autor. Mi hijo tuvo una relación primaria con la actual esposa de él", manifestó el hombre, que también es querellante en el debate oral y público.

También declaró que en el velorio de su hijo un joven identificado como Lucas Olivera se acercó, le dio el pésame y le ratificó que Páez había sido el asesino, incluso ofreciendo a su hermano menor como testigo del hecho.

Justamente Olivera compareció en el juicio pero dijo no acordarse de nada, pese a que la fiscal de Cámara Daniela Chaler le remarcó que en su primera testimonial había coincidido con la versión de Orlando Carrizo.

La madre de los Olivera, Graciela Guardia, no dudó en afirmar que sus hijos han sido amenazados por gente del entorno del Gordo Páez.

El juicio seguirá con una declaración fundamental, la de Bautista Olivera. Según surgió en la etapa de instrucción, es un testigo presencial ya que segundos antes del ataque estaba hablando con el Nene Carrizo. Pero esta testimonial pende de un hilo ya que en ese momento era menor y fue asistido por su madre, quien este jueves admitió que es insana mentalmente, por lo que podía declarase la nulidad de ese acto.

Acribillado

El hecho ocurrió cerca de las 22 horas del 2 de mayo de ese año, entre las manzanas 24 y 25 del barrio la Estanzuela. La hipótesis sostiene que Páez se cruzó con el Nene Carrizo y sin mediar palabras le efectuó una docena de disparos. Cuatro impactaron en el cuerpo de la víctima, que perdió la vida a los pocos minutos.

Tras el crimen, el sospechoso escapó de su domicilio en el barrio Puesta del Sol pero fue detenido un año y medio después en una finca en Rivadavia, donde se encontraba junto a algunos familiares.

Fuente:

Más Leídas