policiales - Las Heras Las Heras
miércoles 14 de febrero de 2018

Investigan el entorno de la pequeña de 5 años baleada en la cabeza

Las autoridades no tienen ninguna certeza sobre el ataque que dejó a la menor internada en delicado estado. Presumen una venganza o un disparo al azar.

"Hasta ahora es todo un misterio". Así definió una fuente policial el caso de la niña de cinco años que fue baleada en la cabeza en la puerta de su casa ubicada en Las Heras y quedó internada en delicado estado.

Era martes por la noche y faltaban pocos minutos para la medianoche. La niña y sus dos hermanas mayores -de 9 y 11 años aproximadamente- regresaban de comprar helados a pocas cuadras de su departamento, en la esquina de Lisandro Moyano y Pascual Segura. Luego caminaron hacia el este por Mathus Hoyos e ingresaron al barrio 1 de Mayo, donde residen junto a su madre.

El punto donde viven junto a su madre es en la intersección de esa calle con Lencinas. En ese mismo escenario ocurrió lo inesperado. Un auto -según algunos testigos era color blanco- circulaba por esta última arteria y dobló hacia el oeste por donde venían caminando las tres menores. Se escucharon dos detonaciones y una rápida aceleración del rodado que huyó del lugar, según afirmaron los vecinos.

La menor cayó tendida al suelo, gritando de dolor. Una bala impactó en la parte trasera de su cráneo y salió por su rostro. Los vecinos comenzaron a auxiliarla. "Sus hermanas la alzaron y la metieron en el local", dijo un testigo en referencia a una pizzería que se encuentra en esa esquina.

Una vecina que es médica contribuyó con su conocimientos para evitar que aumente la pérdida de sangre de la víctima. A los pocos minutos, una ambulancia del Servicio Coordinado de Emergencias (SEC) la trasladó al Hospital Carrillo. En ese nosocomio fue estabilizada y derivada al Hospital Notti.

nena baleada 02.jpg
Foto: Maximiliano Ríos / Diario UNO
Foto: Maximiliano Ríos / Diario UNO

En el efector pediátrico le diagnosticaron que el impacto de bala ingresó por detrás de su oreja izquierda y salió por su pómulo derecho. La menor quedó internada en terapia intensiva con asistencia respiratoria y pronóstico reservado.

Mientras todos esperan su mejoría, los investigadores ya se abocaron a identificar a los agresores y definir al motivo del ataque. Hasta el momento, ambos aspectos son una incógnita y no hay certezas en la causa.

Fuentes policiales indicaron que manejan dos alternativas: que los atacantes efectuaron el disparo casi "al azar" o que intentaron tomar venganza contra alguna persona del entorno de la víctima. Es que, además de sus dos hermanas, no habían otros individuos alrededor de la pequeña al momento de ser baleada como para inferir que el tiro iba dirigido a otra persona y se trató de un error de puntería.

Por las circunstancias del hecho también está casi descartada la versión de un intento de robo, ya que los agresores ni siquiera frenaron o bajaron del rodado para efectuar el disparo.

Los detectives policiales se encuentran investigando los datos de los familiares de la pequeña. Hasta el momento trascendió que sus padres eran separados y vive con su progenitora, a quien sus vecinos definieron como una excelente persona, trabajadora y que nunca ha tenido problemas. Ninguno de estos dos tiene antecedentes penales, lo que agrava aún más las dudas de los pesquisas, que por estas horas tienen más preguntas que respuestas.









Fuente:

Más Leídas