policiales policiales
miércoles 10 de enero de 2018

Imputarán a la pareja sospechosa de matar a un artista plástico chileno en un asalto

Dos jóvenes que trabajaban como caseros en la finca de José Federico Álvarez (70) fueron arrestados. Ayer encontraron quemado el auto que le robaron a la víctima

En pocos días ha avanzado la investigación del asesinato de José Federico Álvarez (70), el artista plástico chileno ultimado de un disparo el viernes pasado en su casa de Guaymallén. El caso ya tiene a dos detenidos –una pareja– que hoy serán imputados por matar en un asalto. Se encontró una prueba fundamental para el expediente.

Álvarez (70) fue hallado sin vida en su vivienda de calle Sáenz Peña, entre Miralles y Tabanera, del distrito Colonia Molina. El lugar es una finca donde hay dos casas: en una vivía José solo y en la otra residía una pareja que hacía de casera, con un bebé. Estas personas habían abandonado el lugar y sus funciones un par de días antes del homicidio, presuntamente por una discusión con Álvarez.

Una mujer que realizaba las tareas de limpieza fue quien al llegar a las 7 del viernes encontró a la víctima tendida, con sangre y sin reacción. Esta señora llamó al 911 y los médicos que asistieron verificaron que el hombre estaba muerto.

Presentaba un impacto de bala en la cabeza. Los especialistas que observaron el cadáver adelantaron que el orificio de la herida sería compatible con el disparo de una escopeta.

La casa estaba desordenada y las habitaciones revueltas. Esto hizo sospechar a los investigadores que estaban ante un robo seguido de muerte.

Minutos después arribó una hija de José, quien confirmó que faltaban un auto Volkswagen Gol y una notebook. La presunción de los pesquisas empezaba a tomar forma.

Detenidos y complicados
Analía De Monte (27) y Ezequiel Orozco (24) es la pareja de caseros que trabajaba en la finca de Álvarez. Los sabuesos no tardaron en poner sus ojos sobre ellos, ya que lograron el dato de que en la semana del crimen se habían ido en malos términos con el hombre, por lo que sospecharon una posible venganza, además del robo.

Esto más algunas medidas más que se concretaron derivaron en la orden de detención para ambos, emitida por la fiscal Claudia Ríos.

El arresto se concretó en la tarde del lunes en el barrio Grilli, de Guaymallén. Los sindicados fueron alojados en la Subcomisaría de Puente de Hierro y hoy serán trasladados a la Fiscalía de Homicidios, donde les comunicarán la imputación que recaerá sobre ellos.

La acusación será por un homicidio criminis causa, que es cuando se mata a alguien para tratar de ocultar otro delito, en este caso, el robo. La pena única en un futuro juicio es la prisión perpetua.

Durante la imputación, De Monte y Orozco tendrán la posibilidad de declarar y dar su versión.
Trascendió que el joven ya hizo un descargo de manera informal y espontánea, aunque sus dichos fueron mantenidos en reserva por los investigadores.

Los detectives cuentan con varias pruebas para imputar a la pareja, aunque la mayoría no se dio a conocer. Una de ellas –elemento clave de la causa– es el hallazgo del auto de la víctima totalmente quemado en la zona de Puente de Hierro, cercano al lugar de residencia de los acusados.
Fuente:

Más Leídas