policiales - Barrio San Martín Barrio San Martín
viernes 29 de junio de 2018

Fueron a apretar a una banda contraria y los balearon en la cabeza

Una de las víctimas, de 29 años, perdió la vida. El otro joven, de 17, está grave. Dos hermanos fueron detenidos por el hecho de sangre.

Un problema barrial de vieja data, una docena de disparos, un muerto, un herido grave, dos detenidos y una moto desaparecida. Todos estos condimentos se juntaron en la tarde de este viernes en el barrio San Martín, de Ciudad.

La primera reconstrucción del hecho, basada en la declaración de dos testigos presenciales, sostiene que minutos antes de las 15 dos jóvenes llegaron en una moto hasta una casa ubicada en la manzana 18 de esa popular barriada. En el rodado se encontraban Facundo Thomas Moyano (17), quien reside en la manzana 26, y Jorge Luis Oviedo (29), quien vive en la 17.

En calle Potrerillos, frente a la casa 23, se detuvo el vehículo y sus ocupantes comenzaron a increpar a los habitantes. "Todos coinciden en que tenían una disputa por banditas barriales", dijo un investigador ligado al caso. Evidencia de ellos son varias impactos de bala de vieja data que la propiedad presentaba en sus rejas.

0104148.jpg
Policía Científica trabajó en el lug
Policía Científica trabajó en el lug

Tal vez nunca imaginaron la violenta respuesta que tendrían. Dos hermanos salieron del inmueble. Cada uno portaba una pistola distinta -según las vainas servidas, una calibre 22 y otra 11.25-. Efectuaron al menos una docena de disparos, de los cuales al menos tres impactaron en la humanidad de los motociclistas, quienes quedaron tendidos en el asfalto.

Algunos vecinos salieron a la calle y ayudaron a las víctimas, trasladándolas en un vehículo particular al Hospital Lagomaggiore. Oviedo, conocido en el barrio como Bujía, murió en el camino por una bala que impactó en su cabeza. Moyano, apodado Cara de Loco, fue derivado al Hospital Central en delicado estado, ya que sufrió también una herida en el cráneo y al menos una más en su cuerpo.

Cuando las autoridades llegaron al lugar del hecho no se encontraron ni con las víctimas ni tampoco con el rodado en el que circulaban, extrañamente. La versión más fuerte apunta a que los autores del asesinato huyeron en la moto en que circulaban las víctimas.

0104153.jpg
El fiscal Gustavo Pirrello trabajó en el lugar del hecho. Foto: Nicolás Galuya.
El fiscal Gustavo Pirrello trabajó en el lugar del hecho. Foto: Nicolás Galuya.

En el lugar se hicieron presentes el ayudante de la Oficina Fiscal 2 Juan Manuel Sánchez y el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello, quienes dieron las primeras directivas de la pesquisa. Una de ellas fue realizar un allanamiento en la casa de los sospechosos, donde se encontraba la progenitora quien prefirió no declarar pero sí deslizó que sus hijos tenían problemas con los baleados.

Los principales sospechosos estuvieron identificados desde un principio y fueron capturados cerca de las 18.30 cuando circulaban en un auto Fiat Regatta -fue señalado por los testigos del crimen- en calles Maza y Sarmiento de Las Heras. Los hermanos Franco (21) y Antonio (37) Mercado quedaron a disposición de la Justicia.


Fuente:

Más Leídas