policiales - San Martín San Martín
miércoles 24 de enero de 2018

Es ininmputable el autor del doble crimen en Montecaseros

Los psiquiatras determinaron que Mario Sisterna (37), quien asesinó a su madre y a su hermano, padece una "alteración morbosas de sus facultades mentales".

A menos de una semana del aberrante doble crimen en Montecaseros, la investigación determinó que el acusado de asesinar a su madre y su hermano es inimputable. La causa se archivará y el hombre quedará sometido a un tratamiento psiquiátrico.

Desde las últimas horas del jueves pasado, Mario Sisterna (37) se encontraba privado de su libertad, primero en una Comisaría y luego en el pabellón judicial del Hospital El Sauce. Durante ese lapso, los peritos psiquiátricos realizaron varios examenes para determinar si el hombre tenía las facultades mentales alteradas, ya que desde su entorno habían asegurado que padecía esquizofrenia.

El fiscal de la causa, Gustavo Jadur, había decidido imputarlo por el doble asesinato pero como un formalismo para mantenerlo ligado al expediente mientras se resolvía este punto. Incluso los pesquisas ya tenían las pruebas que lo consideraban autor del hecho y hasta el arma homicida, una escopeta que fue hallada a un kilómetro de la casa donde Sisterna ultimó a sus familiares.

Este miércoles, un informe del Cuerpo Médico Forense (CMF) confirmó que el hombre no comprendía la criminalidad de sus actos, es decir, es inimputable. En detalle, los profesionales aseguraron que tenía "alteración morbosas de sus facultades mentales".

Si bien restan otros exámenes, es cuestión de tiempo para que el fiscal lo sobresea y la causa quede archivada.

De ahí en más, los psiquiatras deberán definir el tipo de tratamiento que el hombre deberá seguir para tratar su enfermedad. Fuentes ligadas al caso anticiparon que lo más probable es que continúe alojado en un establecimiento neurospiquiátrico.

Catalina Flores 2.jpg
Catalina Flores, una de las víctimas fatales.
Catalina Flores, una de las víctimas fatales.

Con una escopeta

Gritos y disparos irrumpieron la tranquilidad de Montecaseros cerca de las 21 del jueves. Mario Sisterna mantuvo cautiva a parte de su familia durante algunos minutos y terminó asesinando a disparos a su madre, Catalina Flores (60), y a uno de sus hermanos, Jorge Ariel (39).

En la casa también se encontraban otro hermano del hombre -estaba en un sector contiguo- y una sobrina de 3 años -hija de su otra hermana- que resultaron ilesos. Minutos después, el hombre se entregó en la Comisaría 55 con un revólver -no era el arma que utilizó- y cartuchos de bala para escopeta. Esta última arma fue hallada al otro día tras una inspección en la finca donde ocurrió el hecho.

Fuente:

Más Leídas