policiales policiales
domingo 12 de noviembre de 2017

El dolor de la familia Fortunato: "Sentí que se nos rieron en la cara"

Una de las hermanas de Genaro habló a dos meses del trágico hecho. Sobre la última audiencia judicial, dijo que "no le creí los llantos" a Julieta Silva.

Las fotos de Genaro en cuadros se ven en un mueble del comedor. "No tengo muchas impresas, la mayoría las tengo en el celular", dice.


Con el dolor en cada palabra, con el recuerdo de Genaro presente las 24 horas, Agostina, una de las hermanas del rugbier muerto tras ser atropellado por su novia, habló y fue contundente al referirse a la última audiencia judicial en la que Julieta Silva fue beneficiada con la salida de la cárcel y el cambio de carátula. "Faltó que le levantaran un monumento y le tiraran flores, fue increíble, yo sentí que se nos rieron en la cara".


Pese a la impotencia de ver salir hacia su casa a la persona que mató a Genaro, admitió que se esperaban el cambio. "Ya se venía hablando de eso, nos preparamos, nos la veíamos venir". Para la mayor de las hermanas Fortunato, el hecho fue intencional. "Creo que sí, por todo lo que he visto y lo que intuyo, yo creo que sí".


Sobre la relación entre Genaro Fortunato y Julieta, dijo que "yo no la conocía pero sabía que estaba con ella, venía a buscarlo a mi casa cuando él venía a comer acá, o en la casa de su amigo cuando vivía ahí".


rugbier genaro fortunato.jpg
Gerardo Fortunato, el rugbier de 25 años que murió atropellado en San Rafael.<br>
Gerardo Fortunato, el rugbier de 25 años que murió atropellado en San Rafael.

Al repasar el día de la última audiencia donde el tribunal de los jueces Alejandro Celeste, Jorge Yapur y Néstor Murcia morigeró la carátula y concedió la prisión domiciliaria, señaló que "ninguno de mi familia entendía nada, de hecho nos empezamos a mirar todos porque decíamos ¿qué está pasando?". Sobre Silva y sus lágrimas expresó que "la miré y la vi que habrá llorado dos veces, pero no le creí los llantos".


Consultada por su opinión sobre qué pasó la noche del 9 de setiembre, manifestó que "mucha gente vio que discutían adentro de Mona, aparentemente era ella la que estaba enojada, pero no tengo idea del motivo. Es lo que quiero saber; estoy intentando ver cómo fue todo, hay muchísimas cosas que no me cierran".


El dolor de la ausencia

Hay un momento en donde Agostina recupera la sonrisa, cuando habla de cómo era Genaro. "Era un ser increíble, humilde, no tenía maldad, un ser espectacular. Cero interesado, daba todo por la otra persona".


Sin embargo la ausencia, que es un eterno espacio vacío, duele. "Cuesta seguir, no queda otra porque la vida sigue, sé que mi hermano hubiera querido que sigamos, cuesta levantarse en la mañana, no hay un día que no piense, desde que me levanto hasta que me acuesto".


Con su hermano, cuenta, "éramos de mandarnos muchos mensajes, se extraña muchísimo en las reuniones familiares, para el Día de la Madre fue terrible, él siempre llegaba tarde, pero llegaba, ahí lo notás, porque ahora no llega".


Algo más


Dolor de madre. "Mi mamá está destruida, le han arrancado una parte, y si bien pone garra y lucha porque le quedan tres hijos, esto la destruyó", dijo Agostina.


¿Celoso? "No era de ser celoso, ni con sus hermanas, de hecho eran celosos con él. Calculo que con el tiempo se irá aclarando y viendo cómo fueron las cosas en realidad", acotó Agostina.


Esperanza. La familia a través de su abogado piensa apelar la decisión. Tienen fe en que en una instancia judicial superior se pueda revertir la situación que se generó con la última audiencia que fue beneficiosa para Julieta Silva.


Fuente: Diario Uno San Rafael

Fuente:

Más Leídas