policiales policiales
domingo 31 de diciembre de 2017

Duelo en la UNCuyo por la familia mendocina muerta en La Pampa

María Isabel Zubiría era docente en Filosofía y Letras, en donde ejercieron durante años sus padres. Ella, su esposo, también egresado de allí, y sus hijos murieron en un vuelco

La tragedia vial ocurrida en La Pampa en la que falleció una familia mendocina provocó que se decretara jornada de duelo en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNCuyo, en donde era docente la mujer que perdió la vida.

En el accidente ocurrido en la ruta 35, a metros del acceso a Realicó, fallecieron la mendocina María Isabel Zubiría, su esposo, Mariano Martín (pampeano), y sus dos hijos, una nena de 3 años y un bebé de menos de un año. Isabel era profesora de Lengua y Literatura y licenciada en Lenguas Clásicas, y trabajaba como profesora de trabajos prácticos en la cátedra de Latín III en esa casa de altos estudios. Mariano era licenciado en Filosofía, egresado de la misma facultad.

Isabel había elegido seguir los pasos profesionales de su madre, la doctora Cristina Salatino, quien fue docente de Latín y se jubiló en esa facultad al frente de la cátedra en la que ejercía su hija. Su padre es el doctor Martín Zubiría, también jubilado en esa facultad.

Tras la terrible tragedia, desde la Facultad de Filosofía y Letras utilizaron las redes sociales para comunicar el día de duelo y allí expresaron su dolor y consternación decenas de docentes, autoridades y alumnos que conocían a los padres de Isabel.

Vuelco fatal
La familia de Isabel y Mariano había partido hacia La Pampa con la idea de despedir el año con la familia del hombre, oriundo de la localidad de Quemú Quemú.

Sin embargo, el viernes cerca de las 14.30 a la altura del kilómetros 495 de esa ruta, a unos 10 kilómetros del ingreso a Realicó, Mariano, quien conducía un Chevrolet Corsa, habría perdido el dominio del auto, que terminó dando tumbos y volcado.

A juzgar por las marcas que quedaron en el asfalto, el vehículo se deslizó por la banquina y terminó cayendo a una laguna de unos dos metros de profundidad y de varios metros de largo que se generó por las inundaciones de la zona.

Todo hace suponer que la familia mendocina no pudo salir del habitáculo y falleció ahogada.

Fue un automovilista que pasaba por allí quien logró ver las ruedas traseras del auto asomando en el agua y dio aviso a la policía. El primer efectivo en llegar no dudó en lanzarse al agua, pero nada pudo hacer por salvar a los ocupantes del auto.

Ahora los investigadores pampeanos tratan de establecer, basados en las pericias de Científica, si en el fatal accidente participó otro vehículo.

Fuente:

Más Leídas