policiales policiales
martes 26 de diciembre de 2017

Detuvieron a un policía que disparó a un ebrio con postas de goma

La víctima peleaba con un hombre en Gustavo André (Lavalle). Otro efectivo quiso separarlos, pero no lo consiguió

Un policía que prestaba servicios en el distrito lavallino de Gustavo André fue detenido e imputado luego de que intentara disuadir a dos hombres que peleaban a golpe de puño, disparándole a uno de ellos con postas de goma a corta distancia. El herido debió ser trasladado al hospital Sícoli y derivado al Central, donde permanece internado. El compañero del efectivo, con quien compartía el móvil, tuvo que declarar.
El extraño suceso ocurrió en la madrugada del domingo en Gustavo André, cuando un hombre salía de una vivienda en su moto. En ese momento apareció otro, visiblemente alcoholizado, y se abalanzó sobre el motociclista.

En principio, pareció que intentaba robarle la moto, pero luego el dueño del rodado contó que el estado de ebriedad que tenía le hubiese impedido tal intento.

Lo cierto es que en ese momento pasaba por allí un móvil policial cuyos efectivos –el auxiliar primero Marcial Alfredo Rolland (36), y su compañero, oficial subayudante Jhonatan Alexis Yañez (26)– se detuvieron al ver el forcejeo.

Yañez bajó del móvil e intentó separar al agresor de la víctima, pero fracasó.

Según la investigación, Rolland, en cambio, efectuó un disparo con su Itaka con postas de goma y como el alcoholizado no depuso su actitud le disparó directamente al cuerpo, provocándole una herida en el abdomen.

En el momento, el herido fue trasladado al hospital Sícoli, de Lavalle, y derivado al Central, donde fue estabilizado y continúa internado.

Tanto el herido como su víctima, coincidieron en declarar que el efectivo le disparó a corta distancia –se cree que fue a tres metros– y sin que el herido tuviera arma alguna con la que pudiera poner el peligro a nadie.

Esas declaraciones y el parte médico del herido llevaron al fiscal de homicidios Horacio Cadile a detener al auxiliar primero Marcial Rolland e imputarle lesiones graves agravadas por la calidad de funcionario público y por el uso de arma de fuego. La calificación cambió con el correr de las horas, porque en principio el uniformado había sido imputado de tentativa de homicidio agravada por su función y por el uso de arma de fuego.

En tanto, a su compañero el fiscal le tomó declaración informativa. Ambos se abstuvieron de declarar.
"La imputación obedece a que el agresor no estaba armado como para poner en peligro a su víctima o a los mismos policías y a que se entiende que el efectivo detenido podría haber aplicado otra metodología para separarlos, sin la necesidad de disparar", apuntaron investigadores de la causa.

Fuente:

Más Leídas