policiales - Entre Ríos Entre Ríos
lunes 27 de noviembre de 2017

Detuvieron a un hombre acusado de asesinar a su ex pareja en una fiesta

El hecho ocurrió en Paraná y lo que estaban festejando era el cumpleaños de la víctima, que además cursaba un embarazo de 2 meses. El femicida intentó escapar, pero lo atraparon.

Una embarazada de 44 años fue asesinada de tres puñaladas mientras festejaba su cumpleaños en su casa de Paraná (Entre Ríos) y por el femicidio detuvieron a su ex pareja, a quien ella había denunciado por violencia de género, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió durante la tarde del sábado, en una vivienda del barrio El Perejil de la capital entrerriana, donde residía la víctima, identificada por la policía como Delia Zalazar (44), quien celebraba junto con varios invitados, entre ellos, el ahora imputado José Luis Cardozo (43).

Fuentes policiales informaron que la fiesta se desarrollaba con normalidad, cuando la mujer decidió ir al baño y Cardozo la siguió, tras lo cual se produjo una fuerte discusión entre ambos.

De acuerdo con las primeras averiguaciones, Zalazar fue atacada con un cuchillo y recibió tres puñaladas en la zona del cuello y clavícula que le provocaron la muerte.

Según las fuentes, luego del ataque, Cardozo escapó en bicicleta aunque poco después fue detenido en la casa de un familiar situada en la calle El Pescador del Paraná, del barrio Puerto Sánchez.

Sin embargo, un rápido operativo policial desplegado en la zona permitió arrestar al femicida. "Si bien al principio el hombre trató de escapar finalmente se entregó en presencia de sus familiares", explicó una fuente policial.

El informante consultado agregó que Zalazar era madre de tres menores de edad y había realizado tres denuncias contra Cardozo, sobre quien pesaba una orden de restricción perimetral y exclusión de hogar.

El mismo vocero detalló que los médicos forenses determinaron que la mujer estaba embarazada de dos meses y todo indica que el padre de ese bebé era justamente el presunto femicida.

Por su parte, los tres hijos de Zalazar quedaron al resguardo del Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (COPNAF).

Cardozo tenía denuncias por violencia, pero seguía conviviendo con su pareja. Personal de la División Homicidios a cargo Horacio Blasón secuestró el cuchillo utilizado en el crimen y en la casa de los padres del acusado halló prendas de vestir manchadas con sangre.

En las próximas horas el hombre será indagado e imputado. Una vez culminada esta medida judicial el fiscal Ignacio Aramberry, que junto con Fernanda Ruffatti estuvieron en el lugar, solicitarán la prisión preventiva para evitar una fuga.

Por otra parte, mientras se producían el crimen y la posterior detención del único sospechoso, en el centro de Paraná distintas asociaciones civiles y vecinos marchaban por del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres.
Fuente:

Más Leídas