policiales - San Rafael San Rafael
jueves 07 de junio de 2018

Detuvieron a la pirómana de San Rafael: su curioso perfil

La mujer se encuentra alojada en una comisaría desde el miércoles. El fiscal pidió 24 horas más para imputarla por las causas en las que se la acusan.

El fiscal Javier Giaroli encabezó el procedimiento que finalizó con la detención de una pastora de 58 años sospechada de ser la pirómana de San Rafael.

El procedimiento se concretó después de las 18 cuando el fiscal, junto con personal de Investigaciones, arribó al domicilio de la mujer de origen chileno que vive con su esposo y dos hijos.

La mujer está sospechada de haber participado en al menos 40 hechos similares en todo el barrio y las inmediaciones del mismo.

En el operativo el fiscal ordenó el secuestro de la ropa que habría utilizado en el último hecho que se reflejó en un video que mostró como la mujer iniciaba el fuego en las ventanas de una despensa ubicada a 150 metros de su casa. Además los pesquisas se llevaron cinco pares de zapatillas, dos computadoras, un pen drive, ropas varias color azul y una botella con combustible, que se investigará si tiene relación con los incendios.

>>Leer más
mendoza/preocupacion-vecinos-san-rafael-una-piromaniaca-que-quema-casas-20180605-n1619220.html" target="_new">Preocupación de vecinos de San Rafael por una piromaníaca que quema casas

La sospechosa es conocida por los vecinos como la mujer del "brilllapisos", ya que fue uno de los aceleradores que se usaron en otros hechos. Se investiga, como una hipótesis, si actuó bajo la influencia de algún odio religioso.

Lo cierto es que a la salida del operativo, Giaroli informó que "se la investiga en 40 hechos aunque hasta ahora han declarado solo dos víctimas, entre las cuáles están los dueños de la despensa".

En principio la mujer quedará alojada en la Comisaría Octava a disposición de la Fiscalía hasta que el fiscal le tomé declaración. No se descarta que se le realicen exámenes psiquiátricos.

Los vecinos se mostraron satisfechos por la medida judicial y algunos dijeron "estar tranquilos porque así no se podía vivir en el barrio".

En diálogo con los vecinos, dijeron que "la mujer estuvo vinculada a una iglesia evangélica hasta que la echaron" y agregaron que "se hacía llamar una profeta que tenía varios seguidores que iban a su casa".
Fuente: UNO San Rafael

Más Leídas