policiales - Crimen Norma Carleti Crimen Norma Carleti
miércoles 07 de marzo de 2018

Crimen de Norma Carleti: Dos de los tres detenidos son hijos de un ex empleado

Uno estaba con arresto domiciliario y violó las restricciones, por lo que se activó la pulsera. Su hermano se entregó. El padre de ambos trabajó en la inmobiliaria Las Lomas, donde fue despedido

Desde las primeras horas del lunes, cuando ya la noticia del brutal asesinato consternaba a los tunuyaninos y cobraba trascendencia en toda la provincia y a nivel nacional, la Justicia fue uniendo piezas claves para que la investigación avanzara rápidamente para dar con los responsables de haber matado a Norma Carleti (61).

Al menos, habrían dado ya con tres personas que quedaron detenidas porque estarían involucradas en la muerte de esta reconocida empresaria del Valle de Uco y ex pareja de Leonardo Hisa, dirigente radical que llegó a ser senador provincial. La mujer recibió 52 puñaladas y habría conocido al menos a dos de los implicados, que son hijos de un ex empleado de Carleti.

Oficialmente, tras el hallazgo del vehículo en el que escaparon de la vivienda ubicada en la intersección de Siria y Almirante Brown, un Fiat 600 de color blanco que se encontró incinerado, se procedió el lunes a realizar varios allanamientos que llevaron a la detención de dos individuos. Uno de ellos tenía prisión domiciliaria y habría violado las restricciones, lo que quedó en evidencia al activarse la pulsera magnética. También porque aparecía en las imágenes de las cámaras cercanas a la vivienda donde ocurrió el crimen durante la medianoche del domingo. La casa está ubicada a 100 metros de la Municipalidad de Tunuyán.

"El primero de los detenidos violó la prisión domiciliaria. Las cámaras muestran al sospechoso en la escena del crimen. Sabemos que estuvo en el lugar y que tuvo participación. No sabemos aún quiénes entraron y quiénes no", informó Adrián Frick, fiscal de la causa, asegurando que al que violó la prisión domiciliaria no sólo le sonó la alarma de la pulsera, sino también hubo imágenes que lo incriminaron.
El joven de 22 años estaba condenado por robo agravado, más específicamente por acuchillar a una persona para robarle el celular. El segundo de los detenidos sería el hermano del primer aprehendido, y se habría entregado espontáneamente.

Los vínculos y las "deudas"
Extraoficialmente, pero confirmado por varias fuentes de Tunuyán que conocen de sus prontuarios y de la trayectoria empresarial de la víctima, se supo que al menos dos de los tres detenidos son hijos de uno de los empleados con mayor trayectoria que supo tener la sociedad inmobiliaria Las Lomas, que tenía como titulares a Carleti y a Hisa.

Además, que este hombre habría vivido junto con sus hijos –al menos dos de los implicados en el crimen– en una vivienda que era de estos empresarios y había trabajado manejando las principales obras de albañilería y supervisión de las propiedades que iban adquiriendo Las Lomas, para restaurar y ofrecer en alquiler.

De hecho, el Fiat 600 blanco en el que escaparon los asesinos, y que fue comprado hace unos días en Tunuyán, fue encontrado en el callejón Escorihuela, a metros de una finca en donde hoy está viviendo el padre de los acusados con su pareja.

Lo que se dijo, también, es que este hombre habría sido despedido y con obras impagas tras la división de bienes por la que "peleaban", más que negociaban, Carleti e Hisa, que afirman, estaban en litigio. Al punto de que Carleti habría denunciado enriquecimiento ilícito y estafa hacia su ex marido, aunque esto fue comentado por conocidos y no fue confirmado oficialmente.

Pero, a su vez, la mujer de 61 años que era reconocida por el negocio inmobiliario, también habría estado en conflictos con sus familiares más directos, por acciones que tenía como miembro del directorio de Carleti SA, que es una de las mayores empresas exportadoras de cerezas del país.

Norma era hija de Ítalo Carleti –ya fallecido- y Cesira Ferrari, y prima de Alberto Carleti, presidente de la Cámara de Comercio, Industria, Agricultura y Turismo de Tunuyán y vicepresidente de la Federación Económica Mendoza (FEM).

El "ensañamiento" del caso
A pesar de que la primera hipótesis acerca del móvil del crimen "de características a las que no se está acostumbrado", como describieron desde la Fiscalía, era el intento de robo, hubo otras que fueron cobrando mayor fuerza con el correr de las horas.

Es que los asesinos no se llevaron objetos de valor, por más que estaban a su alcance. Entre ellos, había un celular, una computadora y dinero en efectivo.

Además se habló de "ensañamiento", porque varias de las 52 puñaladas fueron propiciadas cuando Carleti ya estaba muerta.

También llamó la atención que la casa estaba marcada con las iniciales de la víctima y una flecha, señalando la vivienda. Por eso, podría tratarse de una venganza o, hasta, de un pedido.

Fuente:

Más Leídas