policiales - Fausto Mariño Fausto Mariño
viernes 25 de mayo de 2018

Crimen del panadero: los 2 acusados seguirán presos

A Facundo Méndez y a Alejando Aguilar les dictaron la prisión preventiva por el homicidio de Fausto Fabián Mariño.

A 20 días de un crimen resonante en una de las zonas más conflictivas de Mendoza, la investigación de este caso dio un importante paso y confirmó las detenciones de los dos acusados. Les dictaron la prisión preventiva a los sospechosos de matar en un asalto al panadero Fausto Fabián Mariño (48) en la triple frontera.

Ayer, en el Primer Juzgado Penal Colegiado se ordenó que Facundo Charango Méndez (19) y Alejandro Aguilar (18), alias Niño Rata, sigan detenidos en la cárcel como los responsables de asesinar a Mariño el pasado 3 de mayo en el barrio Soberanía Argentina en Maipú.

La jueza Nancy Lecek ratificó los elementos con los que cuenta el fiscal Gustavo Pirrello, y determinó que los sindicados deberán esperar el juicio en la penitenciaría. Ambos están imputados por homicidio criminis causa, en concurso real con robo agravado por el uso de arma de fuego en tentativa. Es que los delincuentes que ultimaron al trabajador lo hicieron en medio de un robo que no pudieron concretar, ya que no lograron sustraerle nada. La carátula no implica otra pena que la prisión perpetua en caso de ser culpables.

Méndez está considerado el autor material y Aguilar fue imputado en calidad de coautor.

Las pruebas reveladoras
Declaraciones y varios peritajes ponen en una situación comprometida a los detenidos, principalmente a Méndez.

Al Charango lo señalaron testigos y fue reconocido en una rueda de personas. Además, el secuestro de una campera terminó siendo una medida clave.

En esta prenda los pesquisas detectaron restos de pólvora y de vidrios. Estos detalles indicarían que disparó un arma y que la explosión del parabrisas de la camioneta de Mariño por los impactos de bala dejaron evidencia en su ropa.

Ante la contundencia de estos indicios el joven admitió estar en el hecho, pero dijo que quien ejecutó al panadero fue el otro detenido. Sin embargo, un testigo aseguró que "uno de campera con capucha era el que llevaba el fierro". Esto coincide con la ropa secuestrada a Méndez.

Siguiendo con la serie de elementos que lo ubican como quien disparó, se suma un cotejo respecto del arma homicida. Tras la muerte de la víctima se levantaron en la zona vainas de una 9 milímetros, que salieron de la misma pistola que se usó en un tiroteo en la casa de la abuela del acusado. Incluso él estuvo en ese episodio, del cual también se recogieron casquillos que permitieron la comparación que arrojó resultado positivo. Más allá de estas precisiones, el arma aún no ha sido encontrada por los investigadores.

En cuanto al otro imputado, Aguilar, hay testigos que aseguran que estuvo en el homicidio. También la fiscalía cuenta con una declaración contundente y con detalles de su participación. Ante el cúmulo probatorio, los defensores no presentaron oposiciones en la audiencia de prisión preventiva.

Asesinado mientras trabajaba
Cerca de las 8 del jueves 3 de mayo, Fausto Mariño se encontraba entregando mercadería en una panadería de la manzana I del barrio Soberanía Argentina. Cuando estaba a bordo de su camioneta Peugeot Partner, que había comprado hacía dos meses porque le habían robado otro vehículo, según dijeron sus familiares, fue abordado por un grupo de delincuentes.

La versión del caso sostiene que los malvivientes quisieron sustraerle algunos elementos personales y le efectuaron una serie de disparos.

Tres de ellos impactaron en la humanidad de Mariño, quien logró salir en el rodado pero a los pocos metros perdió el control y se estrelló contra un árbol. Minutos después murió en el lugar. La víctima llevaba su celular y apenas 300 pesos.

La causa rápidamente presentó avances. En horas de la tarde de esa jornada se arrestó en la triple frontera a Méndez y a otro muchacho, que luego sería liberado por falta de pruebas. Aguilar fue aprehendido dos días después en la misma zona, en donde residían los sospechosos.

Los antecedentes de los acusados. Tanto Méndez como Aguilar tenían causas previas. Incluso el primero de ellos había sido condenado por violencia de género y estuvo detenido hasta el 19 de abril, pero pudo acceder a la libertad condicional.
Fuente:

Más Leídas