policiales - Fausto Mariño Fausto Mariño
viernes 04 de mayo de 2018

Crimen del panadero: imputaron a los dos detenidos y uno fue enviado al penal

A Charango Mendez lo señalaron en una rueda de reconocimiento. La situación de su presunto cómplice no es tan complicada y podría recuperar su libertad.

La Justicia avanza en su investigación por el asesinato del panadero Fausto Fabián Mariño (48), ocurrido el jueves en la zona de la triple frontera entre Luján de Cuyo, Maipú y Godoy Cruz. Los dos jóvenes que habían sido detenidos el mismo día del hecho de sangre fueron formalizados en el expediente.


Según informó de forma oficial el Ministerio Público Fiscal, Facundo Méndez Salinas (19) y Jonathan Zurita (19) fueron imputados por homicidio criminis causa, delito que prevé la única condena de prisión perpetua. Es decir, para el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello los jóvenes acribillaron a Fausto Mariño para ocultar el asalto que estaban cometiendo.


Méndez, conocido como Charango, fue enviado a la penitenciaría provincial ya que su situación es la más complicada. Testigos presenciales del crimen lo señalaron en una rueda de reconocimiento.


En tanto que Zurita no fue reconocido en una medida similar y todavía no será trasladado a la cárcel. El fiscal se encuentra buscando más pruebas en las próximas horas para determinar si puede permanecer detenido o recupera su libertad.


Fuentes policiales mencionaron que también están buscando a un tercer sospechoso que habría participado del fatal suceso.


Acribillado


Cerca de las 8, Fausto Mariño se encontraba entregando mercadería en una panadería ubicada en la manzana I del barrio Soberanía Argentina. Cuando estaba a bordo de su camioneta Peugeot Partner, que la había comprado hace dos meses porque le habían robado otro vehículo según dijeron sus familiares, fue abordado por un grupo de delincuentes.


La primera versión sostiene que los malvivientes quisieron robarle sus pertenencias y efectuaron un puñado de disparos. Tres de ellos impactaron en la humanidad de Mariño, quien falleció a los pocos minutos.


En horas de la tarde de esa jornada, se realizó un allanamiento en la casa de Zurita, ubicada a media cuadra del punto del asesinato, donde fueron detenidos los primeros sospechosos y se incautó una mochila y dos teléfonos celulares.

Fuente:

Más Leídas