policiales policiales
martes 14 de noviembre de 2017

Crimen del carpintero: los antecedentes que tiene el detenido

El crimen de Juan Carlos Moya en su casa en Guaymallén en un asalto tiene un imputado que ya estuvo en la cárcel. Se va a realizar una rueda de reconocimiento

En una semana clave está la causa que investiga el crimen de Juan Carlos Moya (61), el carpintero asesinado hace más de dos semanas en su casa en un asalto. El caso ya tiene un hombre en la cárcel, que cuenta con antecedentes y hasta una condena, aunque para comprobar su autoría aún faltan medidas puntuales que se concretarán en estos días. Además, los pesquisas están en la búsqueda de un segundo sospechoso y no descartan la participación de un tercer sujeto.

Desde el jueves pasado un hombre está detenido e imputado por la violenta muerte de Moya, en su vivienda en Gutenberg y Victoria de Guaymallén. El acusado fue atrapado en la mañana en un allanamiento en el barrio Municipal de esa comuna. Horas después se lo imputó por homicidio criminis causa y en la noche ya fue alojado en le penal.

Este primer hombre ligado al expediente tiene 44 años y su identidad no se informa por pedido de los investigadores. Fue vinculado en el crimen del carpintero gracias a los informes y peritajes que le hicieron a la pistola 9 milímetros que usaron los matadores y que perdieron en la propiedad de la víctima.

carpintero.jpg
La víctima fatal<br>
La víctima fatal

Tal como informó UNO días después del hecho, el arma de fuego se convertiría en el elemento clave para tratar de lograr el esclarecimiento. A partir de un cotejo, se pudo determinar que esa pistola fue usada en un hecho en Guaymallén hace un par de meses, en donde un hombre llegó hasta una casa y le disparó varias veces a una persona. Las vainas servidas que quedaron luego de esos disparos fueron analizadas y se estableció que salieron de la misma pistola con la que mataron a Moya.

De ese ataque mencionado hubo al menos cinco testigos presenciales que señalaron a un mismo autor. Este hombre fue relacionado con el homicidio del carpintero por haber utilizado tiempo antes la pistola con la que ultimaron al trabajador. Además, sus características físicas coincidieron con las descriptas por la familia de la víctima respecto a los dos ladrones que entraron a robar a su casa. Esto les sirvió a los pesquisas para ordenar su arresto, imputarlo y mandarlo al penal.

carpintero 5.jpg
El homicidio ocurrió el sábado<br>
El homicidio ocurrió el sábado

Una vez detenido, se comprobó que tenía antecedentes. Una condena cumplida por tenencia de arma de guerra, y causas por tráfico de drogas y otras por robo.

Medida clave
Para probar que esta persona realmente estuvo en la vivienda de Moya el sábado 4 de noviembre pasado y participó en el crimen esta semana se realizará una rueda de reconocimiento entre el sospechoso y familiares de Juan Carlos que estaban en ese momento. Uno será su hijo, quien forcejeó con los malvivientes, y la otra sería su esposa, aunque ella aseguró que los vio de costado y que no sabe si podría señalarnos. Aún no hay fecha precisa para esta prueba, pero estiman que será antes del fin de semana. La misma será determinante para sostener las sospechas contra el acusado, que ha optado, por el momento, por no declarar.

El fiscal a cargo, Gustavo Pirrello, también aguarda otros procedimientos ordenados. Días posteriores al hecho en Guaymallén la policía encontró abandonado un Ford Fiesta Kinetic, casi igual al descripto por los vecinos en cuanto al auto en que escaparon los asaltantes. Se trata de un vehículo blanco, con manijas cromadas y un techo de vidrio. La diferencia es la patente, que no coincide con la dada por testigos.

Este detalle no aleja a los sabuesos de su hipótesis de que en este rodado escaparon. Las letras de la chapa no son iguales que las grabadas en los vidrios, típica maniobra de los delincuentes para despistar. Este auto fue denunciado como robado en setiembre y ha sido peritado en busca de huellas. Esto último también puede ser un elemento probatorio importante.

Respecto a rastros, en la escena del asesinato trabajó Policía Científica, aunque hay pocas expectativas de identificar a alguien a través de esto, porque los autores tenían guantes.

Otros datos que se esperan son los del RENAR (Registro Nacional de Armas) sobre la pistola utilizada. Esto llegará desde Buenos Aires y por ahora sólo trascendió que la misma no había sido denunciada como robada. Lo que quiere saber es la procedencia y a quién fue vendida.

En busca del cómplice
Dos malhechores fueron los que estuvieron en el hecho en que mataron al carpintero. Uno de los presuntos autores está tras las rejas y el segundo por ahora no está identificado. Inteligencia Criminal hace sus tareas para ver si pueden relacionarlo con el primer imputado, mientras que se espera el resultados de huellas para saber si de allí se saca algún nombre.

Algunos vecinos habían dicho que eran tres los ladrones. Esto no está descartado por los detectives, pero tampoco tienen la certeza de que sea así. Lo concreto es que la casa de Moya entraron dos sujetos en busca de $20.000 que no se llevaron. El tercero podría haber estado esperando en el auto.
Fuente:

Más Leídas