Confirmaron los 40 años de prisión contra el tercer asesino de Marina y Majo

La Justicia ecuatoriana confirmó la culpabilidad de José Luis Pérez Castro (33) , que en septiembre pasado había sido condenado en primera instancia.

Casi tres meses debieron esperar los familiares de María José Coni (22) y Marina Menegazzo (21) para que se confirme la condena contra el último asesinato de las jóvenes argentinas ultimadas en Ecuador en febrero de 2016.

El 19 de octubre pasado, la defensa técnica de José Luis Pérez Castro (33) había presentado un recurso de apelación ante la condena a 40 años de prisión que tuvo en el segundo juicio que se realizó por el atroz doble crimen.

Por distintos motivos, la audiencia ante la Sala Única de la Corte Provincial de Santa Elena se demoró hasta que quedó fechada para este jueves. Hasta ese organismo concurrió la fiscal María Coloma Pazmiño, el abogado defensor Antonio Gagliardo y el representante de las familias mendocinas Osiris Sánchez.

Cada uno expuso sus argumentos a favor y en contra del fallo que se ventiló en septiembre pasado. El tribunal presidido por el juez Kleber Franco escuchó todas las partes durante el transcurso de la mañana y cerca de las 14 -hora argentina- emitió su opinión.

Los magistrados consideraron que "estamos ante un acontecimiento dañoso donde se actuó con pleno conocimiento por lo que se concluye en forma unánime que la prueba de cargo de la Fiscalía ha probado tanto la materialidad como la responsabilidad penal del procesado".

De esta forma, el fallo quedó firme y Pérez Castro deberá cumplir la condena que le fue impuesta por la Justicia ecuatoriana.

Pese a esta noticia, el abogado Osiris Sánchez y los familiares de las víctimas insistieron en que se abra una tercera investigación para identificar y atrapar de los demás cómplices de Pérez Castro, Segundo Alberto Ponce Mina (34) y Eduardo Aurelio Rodríguez (40).

majo y marina 03.jpg
Marina y Majo
Marina y Majo

Doble asesinato

María José Coni y Marina Menegazzo salieron de Mendoza el 10 de enero de 2016 junto a otras amigas. El plan era recorrer Perú y Ecuador. Algunas de sus compañeras volvieron a mediados de febrero, pero ellas quisieron quedarse en la localidad costeña de Montañita vendiendo ensaladas de frutas.

El 22 de febrero tuvieron su último contacto con sus familiares. Según reconstruyó la Justicia ecuatoriana, el Rojo y Ponce Mina las contactaron y las llevaron hasta la casa de ese último. En ese ínterin las drogaron con benzodiacepina –droga que quita la voluntad- e intentaron abusarlas sexualmente. Como las jóvenes se resistieron, las asesinaron a golpes y arrojaron los cadáveres a pocos metros.

El 17 de agosto pasado, estos dos hombres fueron condenados. Este fallo quedó firme y no hay vuelta atrás. Sin embargo, meses atrás se abrió una segunda investigación en procura de atrapar a sus cómplices, ya que las pruebas de ADN determinaron que actuaron más personas en el cruento doble crimen. Es así que Pérez Castro fue capturado en noviembre y el 19 de septiembre recibió la misma pena que sus cómplices.



Fuente:

Más Leídas