Confirmaron la prisión preventiva para el barman acusado de violar en Al Sur

Leonardo Medina (31) seguirá tras las rejas mientras avanza la investigación, según estableció un juez de Garantías. Las próximas medidas en la causa.

A poco más de dos semanas desde su captura, la Justicia confirmó que quede tras las rejas el único acusado de abusar sexualmente a una joven de 21 años en el reconocido boliche Al Sur, ubicado en Chacras de Coria.

Pese a la feria judicial, el expediente se continúa trabajando durante estas semanas de enero. Este martes al mediodía las partes tenían una cita en el Quinto Juzgado de Garantías. Por un lado se resolvería un control jurisdiccional -revisión de la causa- que solicitó el representante de Leonardo Ariel Medina Martínez (31).

El abogado defensor quiso plantear algunas contradicciones en las declaraciones testimoniales de las amigas de la víctima que estuvieron esa madrugada con ella. En tanto que el sospechoso dijo algunas palabras y cambió su versión. Detalló que esa noche en realidad tuvo contacto sexual con otra joven que no es la víctima y que se había confundido en su declaración anterior.

Luego fue el turno de la Fiscalía de Delitos Sexuales, interpretada por Darío Nora -subroga a su par Virginia Rumbo-. El magistrado enumeró una por una todas las pruebas que se han producido contra Medina: las grabaciones de cámaras de seguridad que lo ubican con la víctima, su propia declaración admitiendo haber tenido relaciones sexuales -con precisiones como el punto exacto donde ocurrió la violación y la ropa que llevaba la joven- y el informe del Cuerpo Médico Forense (CMF) que constató las lesiones genitales de la víctima, entre otras.

Además de rechazar el control jurisdiccional, el fiscal solicitó la prisión preventiva contra Leonardo Medina.

En tanto que la abogada de la víctima Natalia Lorenzo -lleva la causa junto Fernando Peñaloza- también pidió que se tome declaración a personas allegadas al imputado que él mismo ha mencionado en su declaración.

El juez de Garantías Marcos Pereira rechazó el control jurisdiccional y le informó al sospechoso que si quiere volver a declarar lo debe hacer ante la fiscal del caso. Luego confirmó la prisión preventiva para Medina, quien tendrá todavía una instancia de apelación de esta medida ante una Cámara del Crimen. Caso contrario, seguirá tras las rejas hasta la llegada de un juicio oral que defina su futuro.

Segundo expediente

Con el expediente firme, la parte querellante va por otro paso importante: lograr la acumulación de la causa del abuso sexual con la del robo de las cámaras de seguridad que se cometió días después en el boliche Al Sur.

Es que los acusadores sospechan que el imputado puede haber estado involucrado en ese hecho con el fin de entorpecer la obtención de las imágenes para esclarecer la violación ocurrida en el establecimiento.

Para esto se realizará una nueva audiencia ante el mismo juez de Garantías al finalizar la feria judicial. En caso que el magistrado admita unificar los casos, los abogados de la víctima se convertirán en querellantes y tendrán acceso al expediente por el robo que hoy lidera el fiscal Gustavo Fhelmann.

El caso

Una joven de 21 años acudió al boliche Al Sur en la madrugada del domingo 5 de noviembre pasado. Según la reconstrucción que se ha realizado hasta el momento, conoció a un chico y se alejó de su grupo de amigos. Horas después, la víctima despertó con sangre en sus pantalones y lesiones producto de un abuso sexual con acceso carnal. Inmediatamente fue trasladada a un hospital donde constataron que tenía signos de haber sido vejada.

Días después, personal de la División Delitos Tecnológicos acudió al lugar para llevarse las grabaciones de las cámaras de seguridad. Como era demasiado material, dejaron algunos discos copiando la información durante la noche, pero cuando acudieron al otro día habían realizado un boquete y se habían llevado los elementos.

Fuente:

Más Leídas