policiales - Rosario Rosario
martes 24 de octubre de 2017

Condenaron a "perpetua" a madre e hija por el brutal asesinato de un gerente

Las condenas recayeron sobre Virginia Seguer, de 40 años, y su madre, Alicia Fernández, de 60. Ocurrió en Rosario. Fueron detenidas en Córdoba cuando pretendían llegar a Mendoza.

La Justicia de Rosario condenó a dos mujeres, madre e hija, a "prisión perpetua" por el crimen de Darío Sarjanovic, quien era gerente de una empresa de catering y en septiembre de 2015 fue asesinado de más de 60 puñaladas.

Las condenas recayeron sobre Virginia Seguer, de 40 años, y su madre, Alicia Fernández, de 60, y fueron emitida por los jueces jueces de primera instancia Patricia Bilotta, Delia Paleari y Gustavo Pérez Urrechu.

La pena va a de acuerdo con lo solicitado por el fiscal del caso, Miguel Moreno, quien había acusado a madre e hija del delito de "homicidio calificado por alevosía y codicia".

La Justicia entendió que el crimen se desencadenó a partir de un abultado préstamo que le hizo Sarjanovic, con dinero de la empresa para la que trabajaba, para un negocio que resultó inviable desde el punto de vista económico.

Durante el juicio, a través de testigos, se había ventilado que Seguer había convencido a Sarjanovic de prestarle unos cien mil dólares para negocios como la compra de un container con productos provenientes de China o de ropa de la feria La Salada.

El cuerpo de Sarjanovic fue hallado con signos de haber sido asesinado de 64 puñaladas el 7 de septiembre de 2015 en uno de los departamentos de un edificio situado en Moreno al 500.

Seguer y Fernández fueron detenidas en la vecina provincia de Córdoba cuando escapaban en un automóvil hacia Mendoza.

Las sospechas apuntan a que Seguer había citado a Sarjanovic al departamento tres días antes del hallazgo del cuerpo, en una fecha límite para saldar la deuda, y que lo mató, con la complicidad de su madre.

Moreno sostuvo que Seguer, en primero lugar, golpeó con un objeto contundente a Sarjanovic para desmayarlo y luego le aplicó las numerosas puñaladas que finalmente provocaron su deceso unas 12 horas más tarde.

Además, se señaló que Fernández no hizo nada por ayudar a la víctima a su agonía y ayudó a su hija a limpiar la escena del crimen.
Fuente: Noticias Argentinas

Más Leídas