policiales - Julieta González Julieta González
viernes 06 de julio de 2018

Caso Julieta González: la fiscal volvió a pedir que Di Césare vaya a juicio

Por distintas oposiciones de la defensa, la fiscal no logra cerrar la instrucción desde junio pasado. Agregó nuevas pruebas que le pidieron los abogados del joven.

El femicidio de Julieta González (21), ocurrido en septiembre de 2016, tal vez sea uno de los expedientes que más idas y vueltas ha tenido en Tribunales en los últimos años. Pese a que las pruebas contra Andrés Di Césare (23) parecen ser certeras, al menos para responder en un juicio, todavía no se logra terminar la etapa de instrucción.

Este viernes, la fiscal de Homicidios Claudia Ríos solicitó una vez más el fin de la etapa de investigación primaria y, por consecuencia, que se establezca una fecha para llegar al debate oral y público.

Esta misma medida se había discutido el lunes pasado ante el camarista Gonzalo Guiñazú. En esa instancia, la defensa del acusado se había opuesto a la elevación a juicio porque restaban dos declaraciones testimoniales y unas imágenes que querían aportar. El titular del Tribunal Penal Colegiado le dio la derecha.

En los días posteriores, la fiscal tomó declaración a estas personas, entre ellas, el padre del imputado, un reconocido empresario ya que es presidente de la Asociación de Camiones de Mendoza (Aprocam). Junto con las fotos certificadas por un escribano, intentaron establecer la coartada de que Di Césare se encontraba en Tupungato al momento del asesinato.

En contraparte, desde la querella aseguraron que las fechas de las imágenes pudieron haber sido manipuladas con un software y que existen contradicciones entre lo que declaró el empresario y el otro testigo.

Una vez cumplido con lo dictado por el juez Guiñazú, Claudia Ríos volvió a solicitar la elevación a juicio del expediente, tal como viene haciendo desde hace poco más de un año.

Sin embargo, a los abogados defensores todavía les quedan más instancias de oposición en caso que no estén de acuerdo con la magistrada, pero no pueden volver a ofrecer nuevas pruebas, según detallaron fuentes ligadas a la pesquisa. Eso se podrá discutir ante la juez penal colegiada Érica Sánchez -había confirmado la realización del juicio en marzo- y nuevamente ante el tribunal de Guiñazú.

En caso de que se llegue hasta esas alturas y en ambos casos se ratifique la decisión de la fiscal, la defensa no tendrá más alternativas y restará ponerle fecha al juicio por el crimen de Julieta González.

Julieta-González.jpg

Discusión, golpe y muerte

Julieta González, con quien el acusado mantenía una relación informal, desapareció en la tarde de 21 de septiembre de 2016 y su cadáver fue hallado golpeado y maniatado en Cacheuta, cerca del penal de Almafuerte, días después.

Para los investigadores, la víctima fatal le había dicho que estaba embarazada de él, aunque mintió. Di Césare había buscado en su teléfono celular cómo deshacerse de un cadáver y si un feto perduraba para realizar un cotejo de ADN. Incluso se hallaron sus rastros genéticos debajo de las uñas de la joven, lo que indica que se defendió ante el ataque.

El imputado declaró en la causa y admitió haber protagonizado una discusión con González, a quien golpeó en la nariz, pero luego se retiró y nunca más fue vista con vida.

Fuente:

Más Leídas