policiales - Jorge Omar Maddio Jorge Omar Maddio
miércoles 18 de abril de 2018

Allanaron una clínica oftalmológica por el caso del anestesista abusador

Los policías secuestraron más de 50 historias clínicas de menores de edad. Todavía no le pueden imputar ningún abuso sexual y pidieron extender la fecha para pedir la prisión preventiva.

Los investigadores judiciales avanzan en la pesquisa contra el anestesista Jorge Omar Maddio, quien está acusado de filmar a menores de edad desnudos cuando realizaban las consultas médicas. Este jueves hubo un allanamiento en una clínica donde se secuestró una gran cantidad de material.

En horas del mediodía, efectivos de la División de Delitos contra la Integridad Sexual llegaron hasta la reconocida clínica oftalmológica Kotlik, ubicada en calle San Juan al 761 de Mendoza capital. Los uniformados estuvieron varios minutos buscando material que contribuya a la causa que lidera la fiscal Virginia Rumbo.

Según comentaron fuentes policiales, en el lugar se logró incautar una tarjeta de memoria, dos libros y 51 historias clínicas pertenecientes a menores de edad.

Como el caso está bajo secreto de sumario, hasta el momento no se ha confirmado ni descartado que el imputado haya trabajado alguna vez en ese centro asistencial. Las autoridades judiciales adelantaron que se realizará una conferencia de prensa en las próximas horas para brindar detalles al respecto.

clinica oftalmologica kotlik.jpg
Los policías irrumpieron en la clínica Kotlik al mediodía. Foto: Google Street View
Los policías irrumpieron en la clínica Kotlik al mediodía. Foto: Google Street View

Maddio continúa detenido y formalizado bajo la calificación de producción de pornografía infantil, mientras los investigadores trabajan para agravar la calificación. Es que, si bien en los videos se puede observar que produce tocamientos a sus pacientes, como todavía no hay denuncias de los padres de las víctimas no se le puede imputar un abuso sexual -es un delito de instancia privada-.

Como la producción de pornografía infantil prevé de 6 meses a 4 años de prisión, existe la posibilidad de que el anestesista recupere su libertad. En ese sentido el martes se realizó una audiencia ante la jueza de Garantías Érica Sánchez, donde la fiscal le solicitó un prórroga de 10 días para pedir la prisión preventiva.

La Ley establece que un fiscal tiene 10 días a partir de la imputación para requerir esta medida de coerción o el acusado recuperará su libertad. Debido a esta situación excepcional, la jueza le aumentó el plazo a la investigadora de Delitos contra la Integridad Sexual.

En paralelo el fiscal Santiago Garay, titular en Mendoza de la Red de Puntos de Contacto contra Pornografía Infantil, continúa investigando si el hombre además de filmar los videos los distribuía por Internet. Fuentes judiciales indicaron que el magistrado ya envió oficios a Google y otras compañías para ampliar la información al respecto.





Fuente:

Más Leídas