policiales - Las Heras Las Heras
miércoles 01 de noviembre de 2017

Alegarán "emoción violenta" para el médico que apuñaló a su esposa

Desde el lunes juzgan a Fernando Fernández (39) por el ataque en el que casi mata a su esposa en 2015. Su abogado buscar atenuar una dura condena.

Pocas audiencias servirán para esclarecer el feroz ataque que sufrió una mujer en 2015, quien fue apuñalada por su esposo en el departamento en el que vivían en Las Heras. La víctima estuvo varios días en terapia intensiva y se salvó. El acusado busca probar una emoción violenta, que atenúe considerablemente su condena.

El médico Fernando Fernández (39), quien al momento del hecho se desempeñaba como coordinador de residentes de terapia intensiva del Hospital Central, está preso desde el 16 de noviembre de 2015, tras acuchillar a Roxana del Carmen Sosa (42), su pareja y con quien tiene tres hijos. El ataque fue en un departamento ubicado en un complejo en Ballofet y Estrada, de Las Heras.

Durante la tarde de esa jornada, el sospechoso tuvo una reacción impensada al notar que su mujer se había hecho un tatuaje. La víctima se había tatuado tres pájaros que simbolizaban a sus hijos. Cuando el imputado se lo vio la increpó y con un cuchillo de cocina le asestó varias puñaladas en el pecho, abdomen, espalda y piernas. Ella buscó resistirse, pero terminó gravemente herida e internada en el hospital Lagomaggiore, donde permaneció un tiempo en grave estado hasta que pudo recuperarse.

Fernández ese día escapó y se fue hasta su trabajo. Allí la policía lo detuvo. A partir de la declaración de Roxana, tanto en la instrucción de la causa como en el juicio, se desprende que todo se desató por el tatuaje. El hombre le reprochaba que con ese dinero por qué no pagaba la patente del auto. La víctima se desempeñaba como enfermera, también en el Central.

El juicio se inició el lunes en la Primera Cámara del Crimen. Declaró Sosa y vecinos que vieron escapar al atacante en esa jornada. Estos complicaron al sospechoso.

Ayer declararon dos psicólogos y dos psiquiatras aportados por la defensa. Todos intentaron explicar que Fernández actuó bajo emoción violenta o durante un trastorno mental transitorio. Con esto se busca aliviar la situación del sindicado, quien está imputado por tentativa de femicidio.

La cortada de la defensa parece no tener mucho futuro, ya que peritos oficiales dicen que no está acreditada la emoción violenta. Fernández ya había asumido la autoría. El lunes se realizan los alegatos del juicio.

Posible pena
Tentativa de femicidio. Es la imputación actual del médico Fernando Fernández y tiene una condena de 10 a 25 años de prisión. Desde su arresto se lo acusó de este delito.
Emoción violenta. De probarse que el acusado actuó bajo estas circunstancias en el ataque a su esposa, arriesgaría una pena que es menor a los 6 años.
Fuente:

Más Leídas