Acusaron al encargado de las cámaras Gesell del caso Próvolo

Letrados le apuntaron a un funcionario judicial, quien aparentemente buscaba armar reuniones entre las víctimas y un cura allegado al colegio.

Otro capítulo sumó la megacausa de los abusos sexuales en el instituto Antonio Próvolo, esta vez a partir de una acusación de los abogados querellantes.

Los letrados le apuntaron a un funcionario judicial, quien aparentemente buscaba armar reuniones entre las víctimas y un cura allegado al colegio.

La denuncia se radicó luego de que se conociera un audio de WhatsApp de quien sería el encargado de las cámaras Gesell (lugar en donde han declarado los jóvenes abusados), a través del cual intenta contactarse con las víctimas y sus familiares para que a la brevedad mantengan una reunión privada con el cura Alberto Bochatey, interventor de la orden de la que depende el Próvolo y enviado del Vaticano.

En el audio el acusado se presenta como el doctor Eduardo Saromé, quien los denunciantes aseguran que es la persona a cargo de las cámaras Gesell.

Los representantes de las víctimas denunciaron esto y pusieron en conocimiento al fiscal del caso, Gustavo Stroppiana, pidiendo el apartamiento del sospechoso de sus funciones. Ahora las autoridades deberán evaluar la presentación y darle curso si cuentan con pruebas.

La última novedad que se había incorporado al expediente de los abusos es el cotejo de ADN positivo entre uno de los detenidos y los restos de semen hallados en una prenda de vestir de una de las víctimas. Es una prueba que a este ex empleado lo complica demasiado.

Anteriormente los abogados defensores habían denunciado que los intérpretes que participaban en las testimoniales no actuaban de manera objetiva y tergiversaban información.
Fuente:

Más Leídas