A la cárcel el acusado de intentar asesinar a su esposa prendiéndola fuego

El hecho ocurrió en Luján de Cuyo. El sospechoso dijo que se trató de un asalto, pero los investigadores detectaron contradicciones. La víctima está grave.

Un hombre de 36 años ingresó a la penitenciaría provincial este martes tras ser acusado de intentar asesinar a su mujer al prenderla fuego. El hecho ocurrió la semana pasada y el sospechoso intentó plantear la coartada de un asalto.

Juan Antonio Villafañe Ibarra fue trasladado al penal bajo la orden de la fiscal de Homicidios Claudia Ríos. Se encuentra imputado por tentativa de homicidio agravado por violencia de género y por el vínculo.

El hecho ocurrió en la mañana del 15 de marzo. La mujer de 33 años, identificada como Ana María Rojas, ingresó a la Clínica de Luján de Cuyo siendo trasladado en un auto VW Cross Fox que era conducido por el ahora acusado.

La víctima presentaba quemaduras de segundo y tercer grado en el 50 por ciento de su cuerpo. Debido a la gravedad de su estado, fue trasladada al Hospital Lagomaggiore horas después. Su situación al día de hoy es complicada ya que sufrió afecciones en las vías respiratorias.

Fuentes policiales y judiciales comentaron que Villafañe explicó ante las autoridades que un hombre con pasamontañas había ingresado a la casa donde conviven y también funciona un comercio, en la manzana D del barrio El Encuentro. Según la versión espontánea de Villafañe -no quiso declarar formalmente en el expediente días después-, el ladrón roció con alcohol en la cara de su pareja y luego la prendió fuego.

A los investigadores les llamó la atención que el hombre también presentaba algunas quemaduras leves en sus manos y sus pies.

El fiscal Gustavo Pirrello -subrogó a Ríos en los primeros días porque estaba en Tunuyán investigando el crimen de Norma Carleti (61)- ordenó un allanamiento en el domicilio. En la parte del negocio no hallaron elementos para suponer que allí se había desarrollado el hecho. Caso contrario, encontraron frascos con alcohol en el dormitorio de la pareja.

Estas contradicciones lo complicaron en la causa, por lo que terminó imputado y ahora trasladado a prisión.

Una de las próximas medidas que se realizará es un cotejo entre las prendas de ropa de la víctima y los envases secuestrados, en busca de establecer si se trata del mismo líquido con el que fue prendida fuego la mujer.

En paralelo, el Órgano Administrativo Local (OAL) intervino ya que la pareja tiene hijos menores y dicatará medidas tutelares mientras su madre continúa internada y su padre preso.

Fuente:

Más Leídas