País

Madonna Quiroz estaba acusado de tentativa de homicidio y le dieron 30 meses de prisión en suspenso, por lo que queda libre. La insólita defensa de sus abogados: "Mi cliente cometió un ladricidio, porque disparó contra una pared"

Zafó de la cárcel el mendocino que disparó a la multitud en el traslado de los restos de Juan Domingo Perón

Por UNO

El Tribunal Oral número 2 de La Plata condenó esta tarde a Emilio "Madonna" Quiroz a dos años y seis meses de prisión por el delito de "abuso de armas" durante los incidentes ocurridos en la quinta de San Vicente en 2006, aunque la pena no es de cumplimiento efectivo, por lo que el dirigente del gremio de Camioneros no irá preso.

Así lo confirmó la Secretaría del Tribunal, al leer la sentencia del juicio contra el sindicalista. Se trata de una pena de "ejecución condicional", por lo que Quiroz no irá a la cárcel por los disturbios ocurridos en la Quinta de San Vicente, cinco años atrás.

En la sentencia, el Tribunal también dispuso que "se inicie una investigación para determinar cómo se iniciaron los incidentes de ese día".

Por su parte, Daniel Llermanos, abogado defensor del imputado, pidió la absolución de su cliente al argumentar que "disparó contra un paredón en defensa de sus compañeros".

Llermanos aseguró que Quiróz cometió "un ladricidio (por ladrillo) porque tiró ese día contra una pared" y que actuó "en defensa de un banda de drogadictos organizados".

Los jueces Claudio Bernard, Liliana Torrisi y Lidia Moro fundamentaron su decisión de abrir una nueva pesquisa al señalar que se trató de "acontecimiento en el que hubo más de 180 heridos de consideración e innumerables disturbios, agresiones y daños".

Los magistrados consideraron factores "agravantes" que el hecho fuera "perpetrado en un evento público al que concurrieron gran cantidad de personas, algunos en familia, con niños, ancianos y personas con discapacidades físicas".

Luego de la lectura del veredicto, "Madonna" Quiroz, que estaba presente en el juzgado junto a su abogado Daniel Llermanos, se abrazó de manera efusiva con familiares y amigos, para celebrar que no irá preso.

NA

 

Dejá tu comentario