Diario Uno > País

Volver, después de 50 años

Por Juan Manuel Porolli

Pasaron 50 años desde que el teatro griego Frank Romero Day recibió por primera vez la Fiesta Nacional de la Vendimia. Muchas cosas cambiaron, pero no la emoción y los sentimientos de aquellos artistas que tuvieron la responsabilidad de bailar en ese momento.

Y ayer Carlos, Jorge, Nelda, Juan Carlos, Ana y Hugo tuvieron la oportunidad de volver a mostrar, en las bodas de oro del escenario máximo de Mendoza, que las ganas y el espíritu están intactos.

“Es una sensación maravillosa poder estar acá, una emoción y satisfacción difícilmente de explicar con palabras”, contó Carlos.

Fueron en total nueve las parejas que cuentan sobre sus hombros entre 64 y 78 primaveras y que bailaron anoche como lo hicieron hace 50 años.

“Realmente no esperábamos que nos convocaran, y la verdad es que es un reconocimiento muy lindo, porque nos toca representar a todos, los que no pudieron venir y los que no están ya más con noso-tros”, contaron al unísono.

 

Y aclaran que “somos bailarines de nacimiento y por más veces que hayas bailado en esta fiesta siempre es una adrenalina especial subir al escenario”.

Con mucha nostalgia recordaron que ellos hasta 1968 no cobraron por ser parte de esa fiesta, y remarcaron que antes se veía más compañerismo: “Nosotros me acuerdo que hacíamos asados en los cerros y nos quedábamos ensayando hasta las 5 si era necesario y de acá nos íbamos a trabajar. Hoy se perdió mucho ese espíritu. Notamos que les falta corazón”.

Uno de ellos, Hugo, se dio un lujo muy especial, el de poder bailar con su hijo en Vendimia. “Es una emoción muy grande poder com-partir este momento”.