Diario Uno > País

Vale se fue y dejó deudas por $300 millones con empresas contratistas

Por Marcelo Arcemarce@diariouno.net.ar

El viernes por la tarde, un funcionario mendocino esperó durante seis horas en el lujoso hotel Hilton, de Puerto Madero, en Buenos Aires, para que en el edificio de al lado, donde tiene su sede la empresa minera Vale, algún brasileño lo atendiera. Era el secretario de Ambiente, Marcos Zandomeni, quien en su portafolios llevaba un detalle de la cantidad de personal y el paquete de deudas que había dejado la minera con el abandono intempestivo que hizo de la mina de sales de potasio.

El reclamo tenía un número concreto: la empresa dejó una deuda con contratistas y proveedores locales que supera los $300 millones hasta hoy, cifra que podría aumentar cuando se termine de hacer el relevamiento oficial, que Zandomeni encaró hace una semana cuando la partida de Vale era un hecho.

Anotados también figuran alrededor de 1.200 trabajadores que aún mantienen la incertidumbre acerca de su futuro laboral.

La espera valió la pena por algo: el mendocino fue recibido por Natasha Nunes, la gerente de Asuntos Corporativos de Vale para América Latina, una de las pocas representantes de la empresa que aún quedan en el país.

La reunión duró dos horas y le sirvió al secretario, al menos, para “tender un puente con la empresa en relación a los contratos y al personal”, según relató a su regreso a Mendoza.

Pero no hubo más respuesta que un “lo informaré a Brasil y hablemos la semana que viene”, por parte de la brasileña. El Gobierno no pudo enterarse del dato más buscado porque Nunes evitó hablar del asunto: hasta cuándo regirá la “suspensión temporal” impuesta por Vale.

Alejandro Neme, el titular de la empresa estatal de energía, se refirió al paquete de deudas en una entrevista que brindó a Diario UNO.

Neme trabajó hasta la semana pasada en Distrocuyo –una de las empresas afectadas– y sostuvo: “Vale va a tener que desembolsar muchísimo dinero para terminar de pagar lo que está hecho. Es impensable que una empresa brasileña se vaya sin pagar. ¿Cuánto va a pagar? Va a negociar, como se negocia en el ámbito privado el mejor cierre de contrato con los contratistas”.

El problema de las empresasLo que Zandomeni llevó fue un detalle de los contratos incumplidos, de las certificaciones de obra impagas y de los bienes que fueron comprados por las empresas contratistas y que la empresa en fuga no pagó.

También llevó consigo un listado del personal: de los 3.568 trabajadores que están en problemas, poco más de 1.200 todavía están en riesgo.

El relevamiento abarcó a unas 30 pequeñas y medianas empresas, de un total de 40 a relevar, que tenían relación directa con alguna de las tres grandes UTE que trabajaban en el proyecto y que quedaron sin cobrar. Estas son Consorcio Río Colorado (la UTE conformada por Odebrecht y Techint) que levantó la infraestructura, más la otra UTE en la que trabajaban las empresas Milicic, Skanska y Chediak, que hizo los movimientos de suelo, acumulan deudas por $100 millones.

La mendocina Cartellone, que junto con Districuyo tenían a su cargo el trazado de una línea eléctrica y la construcción de dos estaciones transformadoras, quedó con contratos sin pagar por poco más de $200 millones.

Convocan a los radicalesFrancisco Pérez convocó para mañana a los legisladores nacionales por el radicalismo para tratar el tema Vale. La reunión ha sido convocada para las 8.30 en Casa de Gobierno y asistirán los senadores Ernesto Sanz y Laura Montero, los diputados Enrique Vaquié, Mariana Juri y Jorge Albarracín.

En los últimas días, fueron duras las críticas opositoras por el desempeño de Pérez en la crisis minera. Ayer, Vaquié fue uno de los más escépticos. “Agradecemos la convocatoria. Desde la UCR estamos dispuestos a acompañar todas aquellas medidas que puedan ayudar a dar un corte a esta etapa de frustración. Sin embargo, no tenemos expectativas en la reunión, ya que advertimos que se niegan a reconocer las causas reales de la inflación, el desempleo, la pérdida de inversiones y la pérdida de competitividad de nuestra economía”, dijo en un comunicado.

Entre idas y vueltas, el gobernador no halla la salidaTras la partida, el futuro de Vale quedó atado a los vaivenes del Gobierno provincial. Francisco Pérez ya planteó, al menos, tres estrategias desde que la crisis de la minera le estalló en las manos y hoy sólo un camino se analiza: cómo seguir el proyecto con los brasileños adentro.

Horas después de que Vale anunciara la suspensión temporal de los trabajos en Malargüe, Paco estalló. Envalentonado en un atril nacional y con Julio De Vido a su lado, salió a tildar de “corruptos” a los dueños de la minera y amenazó con que el proyecto seguiría adelante “con o sin Vale”.

Con el correr de los días, esta última opción fue desapareciendo. Y ahora otra vía parece caerse. El gobernador agitó la posibilidad de encontrar incumplimientos en la Declaración de Impacto Ambiental, como un camino no para la expropiación, si no para analizar una eventual quita de la concesión. Pero tampoco allí habría fundamentos: desde lo ambiental, no se han encontrado irregularidades graves y lo que se está evaluando es detectar lo que se denomina “falsedad” en la DIA, es decir si algo de lo que se firmó en ella no fue cumplido.

El viernes naufragó otro plan. Pérez había soltado que respaldaría un proyecto de ley (presentado por los azules del peronismo) para castigar a las empresas contratistas que sancionaran personal. Pero esa afirmación hizo explotar a buena parte del peronismo. Un alto funcionario confió por dónde pasaría la salida: “Una decisión va a llevar tiempo y Vale no va a poder retomar el proyecto tal como estaba. Tenemos que generar ideas alternativas para proponer. Vale es el dueño del proyecto y salvo que abandone la mina, no hay posibilidades de estar sin ellos. La intención política, más allá de lo que se dijo primero, es buscar que Vale permanezca y que adecue su proyecto. La Provincia quiere aportar ideas en ese sentido y quiere pararse en otra posición. Ya no solo como concedente, sino como socia. Para eso va a tener que conseguir recursos, seguro”.