Diario Uno > País

Vale: continúa sin fecha la reactivación de la minera brasileña

Por Marcelo Arcearce.marcelo@diariouno.net.ar

Francisco Pérez anticipó ayer la reprogramación de la cumbre entre Cristina Kirchner y Dilma Russeff que iba a definir el futuro de la minera Vale, que estaba programada para hoy en El Calafate y que fue suspendida tras la muerte de Hugo Chávez.

“Estimo que la reprogramación de la cumbre la van a acordar entre Dilma y Cristina. Yo soy optimista por naturaleza (sobre el futuro de Vale) y además estamos trabajando con mucha responsabilidad y con mucha seriedad”, dijo Pérez al respecto, en declaraciones que realizó a la prensa y que fueron difundidas a nivel oficial por la oficina de comunicación de su gobierno.

Pérez era el único gobernador argentino invitado a El Calafate y en la Casa de Gobierno estimaban ayer que el tema Vale podría tratarse finalmente en Caracas, mientras ambas mandatarias aguardan los funerales de Chávez, que se realizarán recién mañana.

“Ayer (por el martes) estuvimos en la Secretaría de Minería en Buenos Aires junto con representantes de la empresa y del Gobierno nacional. También tuvimos contacto con el embajador de Brasil. Estamos todos trabajando fuerte sobre las distintas alternativas y propuestas. Hoy (por ayer) el Ministerio de Economía de la Nación eleva algunos números para que Vale los analice. Creo que Vale quiere seguir con el negocio, tiene un problema de financiamiento que estamos discutiendo, cómo financiamos y seguimos adelante”, agregó el mandatario.

Lo que Pérez está haciendo es darle tiempo al Gobierno nacional, que está tratando de encontrar una salida negociada a un conflicto que, por el momento, no tiene solución aparente y que involucra también al gobierno de Brasil. La cumbre entre las presidentas era clave y el gobernador mendocino pensaba formar parte de ella. Allí se podría haber decidido qué camino de solución se acordaba para Vale, luego que desde el Gobierno de Mendoza se estiraran los emplazamientos para que la empresa dijera cuándo iba a reanudar los trabajos.

El último plazo dado venció el 28 de febrero, fue prorrogado hasta el 18 de marzo y se esperaba una respuesta de la empresa el 11 de este mes, luego de que se realizara una asamblea de directorio. Sin embargo, el aplazamiento de la cumbre podría volver a demorar todo.

Vale suspendió los trabajos en la mina de extracción de sales de potasio de Malargüe en enero y luego se supo que, para continuar, había pedido exenciones del IVA y una tasa de cambio más favorable que la oficial, para compensar el alza en los costos, temas rechazados en su momento por el Gobierno argentino.

El Gobierno trabajó en otra línea, que fue encontrar un socio que complete la inversión que Vale prometió y que ronda los U$S 6.000 millones. El propio Pérez anunció entusiasmado hace unos días la posible participación en el negocio del holding Mubadala (un grupo árabe que tiene sede en Abu Dabi y que entre otros negocios es propietario del club Manchester City de Inglaterra), pero ese interés fue cayendo con el paso de los días, al igual que un potencial inversor canadiense.

Cuando el conflicto estalló, Pérez amenazó con la caducidad de la concesión y hasta planteó la posibilidad de encontrar un nuevo inversionista que se hiciera cargo del proyecto. Pero ayer descartó esto también. “Hoy estamos sentados en una mesa de diálogo de la que participan el gobierno de Brasil, el Gobierno nacional y Vale a través de sus máximas autoridades. Hemos mantenido reuniones con Fernando Pimentel, ministro de Industria de Brasil, y el canciller Antonio Patriota”, dijo. Y aclaró: “Yo creo que Vale quiere seguir con el negocio, tiene un problema muy particular de financiamiento que estamos discutiendo, cómo financiamos y seguimos. No creo que haya margen para cambiar de operador”.

Hace una semana, en Buenos Aires, se firmó un acuerdo de entendimiento entre el Gobierno de Mendoza y la empresa en el que se habló, entre otras cosas, del rediseño de la vía de ferrocarril que desde Neuquén desembocaría en el puerto de Bahía Blanca y para reducir costos. Pero esto fue desmentido por el gobernador neuquino, Jorge Sapag. “Hubo una versión del Gobierno de Mendoza de que le iban a proponer a Vale hacer la obra ferroviaria por Mendoza, pero no tiene viabilidad, lo consulté con la gente de Vale, dicen que no hay traza, no hay proyecto. Se confirmó que va a pasar por Neuquén y por Río Negro”, fue lo que dijo el mandatario de Neuquén a medios de su provincia.

Pérez mencionó la alternativa de que la futura empresa provincial de energía (Emesa) formara parte del negocio, pero tampoco se dieron precisiones de esa alternativa.

“Esperemos que las tareas se reanuden en marzo, porque de lo contrario se demora también el plan de tarea, el plan de trabajo trazado, lo que demora la extracción y las regalías que tienen que ver con las finanzas públicas”, pidió el gobernador mendocino tras confirmar la suspensión de la cumbre entre las presidentas de Argentina y Brasil.