Diario Uno País

La decisión del Gobierno es eliminar por completo el uso de monedas y el ticket en un lapso de 300 días. Dicen que habilitarán nuevas bocas de expendio de carga de la tarjeta en las zonas más críticas.

Usuarios de micros se resisten a pagar el pasaje sólo con Red Bus

Por UNO

Mariana Gilgil.mariana@diariouno.net.ar

Los usuarios del transporte público de pasajeros se resisten y no miran con buenos ojos el cambio de modalidad del pago del boleto de micro, que en menos de un año sólo se podrá abonar con la tarjeta Red Bus.

En una recorrida que hizo Diario UNO en paradas de colectivos de las distintas líneas por barrios del Gran Mendoza, los pasajeros mostraron disconformidad con la eliminación de las monedas y el ticket como comprobante de pago que el Gobierno pretende aplicar en un plazo de 300 días.

Para poner paños fríos a los reclamos, el secretario de Transporte, Diego Martínez Palau, aseguró que este nuevo sistema se probó en forma silenciosa en el metrotranvía y en los micros diferenciales del Grupo 10 de Maipú y se obtuvieron resultados positivos: “En ambos casos no se usaron monedas ni papel y eso agilizó el funcionamiento del sistema”.

El proceso de cambio se realizará en forma paulatina dividido en cinco etapas.

En la primera instancia, que arranca mañana, el retiro de los monederos y el papel se realizará en el 20% de las unidades y en aquellos colectivos que registran un alto índice de pago con tarjeta.

El funcionario a cargo de la cartera de Transporte justificó esta nueva medida con que “el 90% de la ruptura de máquinas que se encuentran en cada uno de los micros se debe a que se traban con monedas falsas, por el papel o la tierra del ambiente, y así los aparatos quedan inutilizados”.

Frente a la inexistencia de comprobantes para el usuario, ya que la Red Bus dejará de expenderlo en breve, Palau dijo que “con la tecnología celular que portan los inspectores, los pasajeros podrán demostrar el último pago del boleto e incluso figurará el registro de los últimos siete viajes”.

Para evitar inconvenientes y resolver las inquietudes de los usuarios, la Secretaría de Transporte habilitará un sitio web para consultas de saldos, recarga, horarios y recorridos de los micros, entre otros servicios.

Para quienes no tienen acceso a internet o para personas mayores que no manejan esta herramienta tecnológica prometen la creación de oficinas de atención al cliente.

Otro de los planes que está craneando el Gobierno con el fin de evitar pérdidas y fraudes es rediseñar las actuales tarjetas: que sean personalizadas, con una foto del portador y con los datos personales.

Según Palau, un dato que no es menor justifica la nueva mecánica de cobro del pasaje, y es que “el 91% del público utiliza la tarjeta y sólo el 9% abona con monedas”.