Diario Uno País

La reforma legal del “desalojo exprés” en la norma local aceleró la desocupación de viviendas, que ahora se ejecuta en sólo tres meses. Experto nacional dice que la provincia es modelo en el país.

Uno de cada cuatro inquilinos va a juicio de desalojo en Mendoza

Por UNO

Por Alejandro Gamerogamero.alejandro@diariouno.net.ar

De la totalidad de los inquilinos que registra la provincia, el 25% termina en juicio de desalojo, algo que hace años era impensado ya que desocupar una vivienda por falta de pago sometía a los propietarios a un calvario de más de tres años.

Fue la reforma del “desalojo exprés”, aplicada en el Código Procesal Civil de la provincia, la que terminó con este problema. Hoy, el desalojo por incumplimiento en Mendoza se puede ejecutar en tres meses.

Aunque no es la única provincia que usa esta modalidad, la herramienta jurídica local es considerada modelo para el país por su celeridad.

Así lo remarcó ayer el presidente de la Cámara de Propietarios de la República Argentina, el abogado Enrique Abatti, durante una conferencia que les brindó a corredores inmobiliarios en el hotel Diplomatic, donde además presentó su libro Desalojo de inmuebles, que cita el caso mendocino.

Abatti y su estudio, Abatti-Rocca, son justamente los que inspiraron esta solución en el 2002 en Buenos Aires, que luego se aplicó aquí.

En diálogo con Diario UNO resaltó: “Mendoza tiene un procedimiento de desalojo abreviado que es modelo en el país, porque es el mejor y el más rápido”.

Destacó: “Gracias a esa reforma, aquí se puede ejecutar la devolución anticipada del inmueble en cualquier momento del juicio (sin necesidad de esperar a que finalice), una vez que se acreditó el incumplimiento por falta de pago o vencimiento de contrato”. Precisó que, “para lograr el desalojo exprés, la ley le exige al propietario una contracautela, es decir una garantía, que es una suma de dinero (hoy son unos $40 mil) o un embargo sobre el inmueble que se recuperó”.

Esta garantía es para resguardar cualquier daño presunto a futuro, en caso de que durante el juicio se revelara que el reclamo no es legítimo.

Abatti concluyó que “esta vía ha traído seguridad jurídica porque, al poder ejecutarse los desalojos, los propietarios vuelcan de inmediato los inmuebles al mercado, lo que equilibra los precios”.

Dijo AbAtti: ¿Casa propia y alquiler?En el mundo. “Los anglosajones prefieren el alquiler porque tienen contratos de hasta 50 años. También usan el leasing, que es alquiler con opción de compra. Nadie se queda sin techo”

En Argentina. “En Argentina y los países latinos eligen la casa propia, y eso es porque nos gusta el ladrillo, ya que es la mejor opción de inversión y de resguardo de valor que tenemos”.

Ladrillos vs. DólaresEn los últimos diez años

- “El que puso los dólares en una caja de seguridad sigue teniendo la misma cantidad de dólares”.

- “El que los puso en un banco en el exterior recibió una tasa mínima del 2% anual”.

-“El que los invirtió en ladrillos ganó el 100%. En buenos Aires, el metro cuadrado construido valía 1.000 dólares hace diez años y, hoy, el mismo metro cuadrado vale 2.000 dólares”.