País País
viernes 27 de octubre de 2017

Una joven terminó en terapia intensiva tras una clase de electrofitness

La rutina que le hicieron aparentemente fue tan fuerte que la joven sufrió una descompensación general por el exceso de potencia.

Victoria Gómez, tiene 23 años, el lunes fue a probar una clase de electrofitness y ahora pelea por su vida. La rutina que le hicieron aparentemente fue tan fuerte que la joven sufrió una descompensación general por el exceso de potencia.

La chica, estudiante de psicología y aficionada al deporte, fue hasta un gimnasio a ver de qué se trataba el entrenamiento que es furor en el país. El electrofitness es una actividad física que se realiza con electroestimuladores conectados al cuerpo a través de un traje y que permite que todos los músculos trabajen a la vez.

Ella realizó una rutina de 20 minutos, equivalente a tres horas de gimnasio, en la que cada un periodo determinado iban aumentando la potencia de los electrodos.

El martes la joven amaneció con dolores que la familia creyó eran típicos de la ejercitación. Pero algo les llamó la atención y es que comenzó a orinar de color marrón oscuro.

El desenlace ocurrió el miércoles, cuando el cuerpo de Victoria quedó inmóvil. Las piernas no le respondían, estaban inflamadas y duras, al punto que no podía mover ni los dedos de los pies. La familia se asesoró con un kinesiólogo que les recomendó llevarla a una clínica privada. Allí le hicieron análisis de sangre y orina y los resultados fueron alarmantes. La joven quedó internada recibiendo suero y antiflamatorios.

El diagnóstico que le dieron a la familia Gómez fue exceso de potencia en los ejercicios.

Con el correr de las horas el cuadro de Victoria no mejoró. Los niveles no se estabilizaban y los dolores eran cada vez más intensos al punto que comenzaron a inyectarle morfina.

"Los médicos nos dijeron que si nos demorábamos en traerla no estaría viva. Ahora tenemos que esperar que en las próximas horas haga efecto el tratamiento porque de lo contrario deberá dializarse", contó a sanjuan8.com su hermano Gonzalo.

A raíz de la gravedad del cuadro los médicos decidieron, este jueves, trasladarla a Terapia Intensiva para tener un monitoreo seguro.

En base a la evolución de la joven se conocerán cuales fueron las secuelas que le dejará el electrofitness.

Por el momento la familia Gómez no se ha contactado con los responsables del gimnasio al que concurrió Victoria, ya que están focalizados en la recuperación de la joven cuyas próximas horas serán de vital importancia.

Sin embargo manifestaron su enojo debido a que, si bien era una clase de prueba, en el lugar nunca le pidieron un apto físico.

Fuente: SanJuan8
Fuente:

Más Leídas