Diario Uno > País

Una grapa mendocina fue elegida como la mejor del mundo en un concurso realizado en Austria

Una grapa mendocina, Aniapa, se consagró como la mejor del mundo en el concurso internacional Destillata 2013, en Austria.

Con su varietal Merlot, la destilería mendocina ganó por segunda vez la medalla de oro, el reconocimiento más importante del certamen. En 2010, recibió el máximo galardón con su grapa Cabernet, mientras que en otros tres certámenes, entre el 2009 y el 2012, obtuvo la medalla de plata. Mañana la familia Hilbing, propietaria de Sol de los Andes, recibirá un reconocimiento legislativo a las 9.30.

La destilería ubicada en Guaymallén consiguió por segunda vez la gran medalla de oro en el concurso internacional Destilatta 2013, convirtiéndose en el aguardiente del año a escala mundial.

Elaborada con uvas procedentes de viñedos de Maipú, primera zona vitivinícola, la grapa fue galardonada por su frescura, su intensidad y su elegancia. También fue definida por el jurado como compleja, rica, picante al paladar, muy coherente en la combinación de aromas y vinosa (fuerte presencia del Merlot) en nariz.

La “gran ganadora” es fabricada en la destilería de la familia Hilbing, pionera desde 1847 en la fabricación de destilados. El enólogo e ingeniero agrónomo Rolando Hilbing es el mentor de esta multipremiada y mendocina grapa Aniapa, que superó a sus pares de Estados Unidos, Austria, Sudáfrica, Nueva Zelanda y Sudáfrica.

Destillata es uno de los concursos de mayor envergadura en materia de destilados y espirituosas en el mundo. Todos los años, empresas del rubro se reúnen a competir en Austria y en el 2013, se presentó un total de 1.600 muestras de 163 destilerías de 14 países en los distintos tipos de aguardientes, incluida la grapa. La muestra de Mendoza fue evaluada en forma simultánea por dos jurados.

El premio fue entregado on line, hace pocos días en el Palais de Viena Ferstel en Viena y Hilbing recibió la distinción vía teleconferencia. El momento fue particularmente emotivo por los comentarios elogiosos del jurado y la gran ovación que brindaron los 300 asistentes hacia este empresario de Mendoza.

Para garantizar la absoluta seriedad de la calificación, las empresas tienen que presentar análisis de la muestra, que son comparadas con el producto existente en el mercado. De existir adulteración, se aplican multas e inhabilitación para presentarse en futuras ediciones de Destillata, con riesgo de perder la comercialización en el mercado común europeo.

En los últimos tres años, la destilería mendocina (Sol de los Andes), que también elabora para terceros y tiene en el mercado una segunda marca desde hace dos años, duplicó su producción al pasar de 5 mil a 10 mil litros anuales. Este año, se prevé la elaboración de otros destilados que incluyen el Gin y el Brandy, un aguardiente de vino y hasta un vermouth.