País Jueves, 6 de septiembre de 2018

Una charla TED sobre la pobreza se hizo viral

Mayra Arena es una joven que salió de la pobreza y contó cómo es vivir en la marginalidad para terminar con los prejuicios sociales.

En los últimos días comenzó a circular el video de una charla TED a través de las redes sociales. Se trata de la exposición de Mayra Arena, una chica de 26 años que contó cómo es vivir en la marginalidad e intentó "desmitificar" algunos de los prejuicios que muchos tienen sobre las personas de bajos recursos.

"¿Qué tienen los pobres en la cabeza? Se lo preguntan cuando nos ven tener muchos hijos, cuando nos ven ser violentos, cuando nos ven usar zapatillas que parecen traídas de otro planeta. Pero, sobre todas las cosas, cuando ven que los pobres seguimos siendo pobres. ¿Por qué repetimos las historias? ¿Nos gusta vivir así?", así comenzó su charla.

"Tengo casi todos los estigmas que se puedan tener de pobre: soy hija de madre adolescente, no tengo padre, somos un montón de hermanos, ninguno tiene padre, dejé la escuela a los 13, fui mamá a los 14...", continuó.

Luego, contó una anécdota en la que mostró el baño de una casa y explicó que durante años pensó que el bidet era el inodoro para el pis.

En su charla, que duró 13 minutos, hizo referencia a la cantidad de hijos, a la violencia que se ve en la calle, las zapatillas, la educación y el respeto. "Es una injusticia que a los pobres se nos condene por no ser educados, pero nadie se pregunta jamás si recibimos educación. Y a los pobres se nos condena por no ser respetuosos, pero nadie se pregunta si alguna vez recibimos respeto", continuó.

"Sé que es muy difícil comprender y muchas veces se enojan cuando nos ven ser como somos. Pero ahora, cuando salgan de acá, cada vez que se crucen a un villero, un pobre, un marginal, porque se van a cruzar, porque somos un montón, porque estamos por todos lados y porque no somos invisibles como muchos dicen. Pero cuando se los crucen, antes de enojarse y preguntarse qué tienen estos tipos en la cabeza, me gustaría que piensen si se hubieran enojado con una nena que les hizo pis en el bidet porque nunca había visto un baño", concluyó.