Diario Uno País

Jay Newman, gerente del fondo buitre Elliott Management del millonario Paul Singer, se pronunció a favor de mantener negociaciones con la Argentina.

Un fondo buitre pide "sentarse a dialogar" para lograr una "solución beneficiosa" por la deuda

Por UNO

Jay Newman, gerente del fondo buitre Elliott Management del millonario Paul Singer, se pronunció a favor de mantener negociaciones con la Argentina y lograr así una "solución beneficiosa" por el conflicto por los bonos que no entraron a los canjes de 2005 y 2010, cuya reapertura fue aprobada por el Congreso.

"Seguimos deseosos de mantener discusiones y creemos que podríamos alcanzar una solución beneficiosa. Pero necesitamos una contraparte del otro lado de la mesa. Necesitamos que Argentina esté‚ tan lista como nosotros estamos para dejar el default de 2001 en el pasado", señaló Newman.

Singer, de todos modos, reconoció que llevará "bastante tiempo" la batalla legal con la Argentina en los tribunales de Estados Unidos, después de que la Corte Suprema de Justicia de ese país desistiera, por ahora, de tomar el caso, en que están en juego miles de millones de dólares.

En una nota de opinión publicada por el diario The Financial Times, Newman dijo que "cuando una nación experimenta una crisis de deuda, sus líderes usualmente tratan de resolver esas cuestiones lo más rápido posible" pero lamentó que "la Argentina es diferente".

"Casi 12 años después de defaultear más de 80.000 millones de dólares de deuda, sus problemas permanecen sin resolver. Nuestra firma, que maneja dinero de fondos de pensión, de universidades y otros, está entre los tenedores de esa deuda en default", explicó.

En 2005, la Argentina lanzó un canje de deuda que luego fue reabierto en 2010, a través de los cuales consiguió una aceptación superior al 93 por ciento de los bonos en cesación de pagos.

Se espera que sólo una parte del 7 por ciento restante ingrese al canje, ya que se encuentran en manos de los fondos buitre, cuya intención es conseguir el pago de la totalidad de los títulos a través de la vía judicial.

Según Newman, "durante más de una década" ese fondo buitre "ha dejado en claro al Gobierno (argentino) y sus abogados" que están "listos y deseosos" de sentarse a "discutir una solución".

De acuerdo con su versión, para el momento en que la Argentina lanzó su segundo canje de deuda en 2010, "la mayoría de los acreedores" que quedaban se habían "desmoralizado", por lo que "vendieron sus bonos, entre otras a su firma.

"Luego del segundo canje, nos reunimos con Hernán Lorenzino, entonces Secretario de Finanzas", reveló el ejecutivo, en lo que describió como una charla "cordial".

En tanto, Singer, cuya subsidiaria NML Capital es una de las principales impulsoras del litigio judicial contra la Argentina en Estados Unidos, estimó que la contienda en tribunales llevar "bastante tiempo".

Dijo que cualquiera sea la decisión que tomen sobre el caso los integrantes de la Corte Suprema norteamericana, la disputa ser larga con el Estado nacional.

El magnate se pronunció de esa forma ante una pregunta específica durante una conferencia organizada por el diario The Wall Street Journal en el lujoso hotel neoyorquino The Pierre.

Sobre la medida adoptada ayer por el máximo tribunal norteamericano, que decidió por el momento no intervenir en la causa que enfrenta a su fondo de inversión con la Argentina, admitió que no es "una gran decisión" debido a que la Corte "tendrá otras oportunidades de escuchar el caso si se necesita".

El millonario -de fuertes lazos con el Partido Republicano- señaló que la Argentina era "la séptima economía del mundo" al terminar la Segunda Guerra Mundial, pero que ahora es "un mercado emergente".