Diario Uno País

El curioso hecho tuvo lugar en enero pasado pero recién se conoció este jueves: fue cuando el expolicía Horacio Oscar Gil se presentó en la Casa Rosada con una pistola Bersa calibre 22 y un cuchillo, invocando que iba a tomar posesión de su nuevo ca

Un falso subcomisario violó controles e ingresó armado a la Casa Rosada

Por UNO

Un falso subcomisario irrumpió armado a la Casa Rosada luego de traspasar dos controles de seguridad y fue detenido en un tercero por custodios de Presidencia.

El curioso hecho tuvo lugar el 11 de enero pasado pero recién se conoció hoy: fue cuando el expolicía Horacio Oscar Gil se presentó en Casa Rosada con una pistola Bersa calibre 22 y un cuchillo, invocando que iba a tomar posesión de su nuevo cargo.

Gil superó dos controles, uno de la reja de Balcarce 24 y otro de la puerta principal donde está el detector de metales, y recién en un tercero al ser descubierto, fue detenido por custodia presidencial.

Todo ocurrió a las 9:00 de ese 11 de enero, cuando Gil se presentó -según dijo luego ante el juez de la causa- a tomar cargo en la División Custodia y fue atendido por el sargento primero Jorge Bychkailo, convocado por otro policía cuando aquel llegó al hall de recepción.

Al comienzo, el sargento no dudó de la identidad que alegó Gil porque ese mismo día había recambio de personal en custodia, pero luego empezó a sospechar y así fue como derivó en la detención del hombre, que entregó su arma cargada y el cuchillo.

Al ser indagado por el juez federal Luis Rodríguez, el imputado Gil explicó que había sido miembro de la Policía Federal entre 1991 y 1995, y que en octubre de 2012 solicitó su reintegro.

Así fue como le indicaron, sin decir quién o quiénes, que sin haber respuesta oficial podía elegir una dependencia para prestar servicio cuando lo considerara, por lo que se presentó en la Casa Rosada, en el área de custodia presidencial.

Por orden del juez Rodríguez, el imputado fue examinado por el Cuerpo Médico Forense y se concluyó que no se encontraba "dentro de los límites médico legales de la normalidad", y en consecuencia no "pudo comprender y/o dirigir su accionar al momento de perpetrar el hecho".

Así es que fue declarado inimputable por el juez a partir de los informes médicos. Por otra parte, fue por este hecho que el juez Rodríguez llamó la atención sobre la seguridad interna de la Rosada, y por ello había pedido de "inmediato" que se revise el protocolo en la materia.

Fuente: NA