País - Reforma previsional Reforma previsional
jueves 14 de diciembre de 2017

Un escándalo por el quórum llevó a que se levante la sesión

El presidente de la Cámara Emilio Monzó dio comienzo a la sesión con 129 diputados presentes. La oposición pidió suspender el tratamiento

En una jornada caótica, con Gendarmería reprimiendo con balas de goma, piedrazos de parte de los manifestantes y hasta la denuncia de que un diputado fue golpeado por las Fuerzas de Seguridad, el oficialismo obtuvo quórum para tratar la Reforma Previsional.

Hasta el comienzo de la sesión tuvo sus polémicas ya que la oposición le exigía al presidente de la Cámara, Emilio Monzó, que suspendiera la sesión por los incidentes y porque no se llegaba a los 129 legisladores necesarios. Este demoró este trámite, incluso por encima del tiempo establecido y apenas se sentó el número 129 en la banca dio inicio a la sesión.

El 129 fue el diputado nacional por San Juan Walberto Allende.

allende.jpg

La presencia de Allende desató discusiones con legisladores de la oposición, gritos y recriminaciones.

Incluso hubo que agarrar a Monzó que quiso ir contra el diputado Leopoldo Moreau.

Embed

De hecho la oposición le reclamó a Monzó que no se había producido quórum. Una de ella fue Graciela Camaño, que recordó que el proyecto de Reforma afecta a los jubilados y a los ex combatientes de Malvinas. Camaño incluso habló sin sentarse en la banca para no engrosar el número de legisladores presentes.

Incluso la oposición denunció que el quórum es fraudulento porque estaban sentados diputados q no habían jurado.

La intervención de Carrió

Elisa Carrió tuvo dos intervenciones. La primer a dellas la llevó a tener un cruce con la diputada Victoria Donda, que ayer resultó golpeada por Gendarmería.

"Tienen que tener cuidado los diputados de no atropellar a las fuerzas del orden", manifestó Carrió y obtuvo como respuesta una Donda que le recriminó no defender a los jubilados y que pidió suspender la sesión por falta de quórum.

La diputada Carrió pide que se levante la sesión

La segunda intervención de Carrió fue con el escándalo ya producido y a más de una hora del comienzo previsto de la sesión, le pidió a Monzó dar por levantada la sesión, asegurando que el proyecto de Reforma se iba a aprobar, ya sea este jueves o la semana que viene.

"No se puede sesionar en este clima de violencia", aseguró, para que Monzó diera por levantada la sesión mientras la oposición celebraba al grito de: "¡Jubilados! ¡Jubilados!"

Fuente:

Más Leídas