País Viernes, 15 de junio de 2018

Un empresario llegó extraditado desde Estados Unidos y será indagado por lavado de dinero

Será interrogado por la Justicia acusándolo de ser integrante de una asociación que cometió maniobras de lavado de dinero por 300 millones de dólares.

El empresario Mariano Martínez Rojas llegó este viernes extraditado desde los Estados Unidos y bajo un fuerte operativo de seguridad para ser interrogado por la Justicia que requirió su captura internacional acusándolo de ser integrante de una asociación que cometió maniobras de lavado de dinero por 300 millones de dólares.Martínez Rojas arribó a Ezeiza procedente de Miami tras el pedido de captura ordenado por el juez en lo penal económico Gustavo Meirovich, quien le tomará declaración indagatoria.El empresario, exdueño de Tiempo Argentino y Radio América, es investigado en una causa en la que una compleja organización que se dedicaba a adquirir dólares durante el cepo cambiario a valor oficial mediante la presentación de declaraciones juradas de importaciones (DJAI).La causa se inició en agosto de 2016 por denuncia del titular de la Aduana, Juan José Gómez Centurión, en relación con la utilización presuntamente irregular de DJAI (declaraciones Juradas Anticipadas de Importación) como mecanismo para obtener dólares en pleno cepo cambiario durante el kirchnerismo.La organización se encargaba de presentar en los bancos y autoridades las DJAI con lo cual les cedían sin límites dólares norteamericanos a precio oficial, y llamativamente nunca habían importado bien alguno."Lo expresado tuvo su relación con la finalidad de lograr y obtener el levantamiento de prohibición de compra controlada de divisas de moneda extranjera y así seguir el proceso contemplado para comprar dólares a fin de liquidar formalmente importaciones de mercadería a futuro, mediante transferencias bancarias a cuentas radicadas en el exterior", sostuvo el juez al dictar procesamientos a algunos de los involucrados."Estaban diseñados para que las divisas lleguen al exterior sin que fuera constatado en este país las importaciones lícitas de las mercadería consignadas en las DJAI", sostuvo el magistrado.Según se desprende del expediente, se calcula fueron unos 300 millones de dólares entre 2012 y 2015, y se utilizaron 56 empresas fantasma.

Más noticias