Diario Uno País

La medida fue dispuesta por el ministerio de Seguridad de la Nación para preservar su intimidad y evitar el acoso de la prensa.

Trasladaron a la familia de Ángeles Rawson a otro domicilio

Por UNO

Después de 14 horas de declaración testimonial, la familia de Ángeles Rawson fue trasladada a otro domicilio distinto del de Colegiales para preservar su intimidad y evitar el acoso por parte de la prensa.

Los primeros en retirarse de la vivienda, acompañados por efectivos de la División Homicidios, fueron la abuela y uno de los hermanos de la víctima, María Inés y Juan Cruz, acompañados por un hijo de la mujer.

Minutos después salieron el otro hermano, Jerónimo; su madre, María Elena Aduriz, y su padrastro, Sergio Opatowski, quien, cabe recordar, había sido llevado de imprevisto el viernes a la noche a la fiscalía custodiado por policías federales.

Desde entonces no se tuvieron noticias de los familiares de Ángeles Rawson, que prestaron testimonio en la fiscalía de la doctora María Paula Asaro.

Es más, la guardia periodística que estuvo toda la madrugada de ayer instalada frente al edificio de la familia, en Ravignani 2360, en el barrio de Palermo, jamás advirtió el regreso de alguno de ellos hasta ese inmueble.

Justamente allí, alrededor de las 2.00, continuaban los trabajos de los peritos de la Unidad Tanatológica de la Policía Federal en el interior de Renault Megane patente CVP 039, propiedad del encargado detenido Jorge Mangieri. Poco después, el vehículo fue secuestrado por orden judicial.

Luego se supo que las autoridades del Ministerio de Seguridad de la Nación dispusieron llevar a la familia a otro domicilio, cuyo lugar no se reveló pero que trascendió que fueron alojados en un hotel de la localidad bonaerense de San Pedro.